El PP presenta alegaciones al Plan General

“Lastra el futuro de Castellón, desoye la voluntad ciudadana y dificulta la creación de empleo”

El portavoz adjunto del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Castellón, Sergio Toledo, apunta a numerosos errores estraatégicos como la reducción de suelo industrial que supone un freno a las nuevas inversiones; al asentamiento de nuevas industrias y, por ende, a la creación de empleo. “Además, triplica el suelo protegido con los problemas a los propietarios de terrenos agrícolas que pasarán a ser dueños de un suelo sobre el que no se va a poder actuar. Este modelo no ofrece soluciones a la Marjalería, ni resuelve infraestructuras de comunicación claves para el Puerto, ni aporta mejoras a la interconexión de barrios periféricos”, explica.

“Solicitamos también la reserva de la parcela frente a la Ciudad de la Justicia para el nuevo Conservatorio de Música y Danza, apoyando como venimos haciendo desde el principio la voluntad de la comunidad educativa que ha tenido que alegar por segunda vez al Plan General, porque la primera vez, pese a ser admitida su alegación y ratificada por el Pleno, no se tuvo en cuenta. Ni los directores de los tres conservatorios, ni los docentes, ni los alumnos, ni los padres afectados por la necesidad de un nuevo Conservatorio de Música y Danza merecen que el PSOE les mienta y juegue al despiste con sus legítimas aspiraciones”, añade.

El Grupo Municipal Popular del Ayuntamiento de Castellón ha presentado alegaciones al Plan General en su segunda fase de exposición pública al considerar que la propuesta urbanística para los próximos veinte años no responde a un Castellón de futuro y de progreso porque, entre otras cuestiones, “reduce drásticamente el suelo industrial, llevándose por delante la capacidad para atraer a nuevas empresas y como consecuencia, dificulta la creación de empleo”, apunta el portavoz adjunto, Sergio Toledo.

Toledo ha lamentado que un documento de tanta envergadura como es el Plan General haya obviado “el reivindicado consenso del que tanto alardea la alcaldesa Amparo Marco, pero que a la hora de la verdad es inexistente, ya que ha excluido al principal partido de la oposición”. Hecho que ha llevado a los Populares a mostrar sus disconformidad en aspectos clave, que han materializado a través de una batería de alegaciones al Plan General que tienen que ver con la drástica reducción de suelo industrial; la imposibilidad de dar seguridad jurídica a la Marjalería; la falta de integración de los barrios; la falta de suelo reservado a las comunicaciones con el Puerto o el limbo en el que queda el futuro Conservatorio que albergaría los estudios de Música y Danza, además de la excesiva planificación de suelo protegido que deja a propietarios agrícolas con parcelas sobre las que no se va a poder actuar.

“La alcaldesa Amparo Marco hipoteca el futuro de los castellonenses con un diseño urbanístico de Castellón para los próximos 20 años que no es el que la ciudad necesita”, señala el edil Popular. Los mimos socios de gobierno (PSOE y Compromís) han reconocido que falta suelo industrial dando la razón al PP, “lo veníamos advirtiendo desde la primera exposición pública del documento, no enmendaron la Declaración Ambiental y Territorial Estratégica (DATE), emitida por la Conselleria de Transición Ecológica, aún sabiendo que implicaba un recorte de cerca de un millón de metros cuadrados de suelo industrial, afectando a puntos estratégicos como el Puerto que ha anunciado también alegaciones-,  y ahora, nuevamente, nos vemos obligados a alegar porque el Puerto y los polígonos son los que en mayor medida necesitan áreas de expansión para seguir prestando servicios de logística y para impulsar la estación Intermodal”, explica.

Las 20 imposiciones que lleva aparejadas la DATE, “que el gobierno de Amparo Marco ha aceptado sin rechistar todavía generan más dudas sobre la situación en la que se va a dejar a los vecinos de la Marjalería o Crémor y en este sentido también nos hemos posicionado, esperando que estudien nuestras alegaciones y consideren lo que es mejor para el interés general de los castellonenses”, añade Sergio Toledo.

Conservatorio de Música y Danza

Con respecto a la polémica generada en torno a la eliminación del suelo dotacional educativo frente a la Ciudad de la Justicia, donde se iba a construir el nuevo Conservatorio de Música y Danza, tal y como ya aconsejaba el director de Urbanismo del Ayuntamiento de Castellón en julio de 2018, y que ha propiciado la tercera ola de desencuentros en el seno del gobierno municipal con PSOE y Compromís enfrentados, “pedimos que se vuelva estimar esta ubicación, por segunda vez, ya que la primera vez que se alegó por parte de los conservatorios, ya se resolvió favorablemente en fecha 8 de abril del 2019, ratificándose posteriormente esta propuesta en el Pleno del 30 de abril de ese mismo año y contando con informes favorables de los técnicos”, explica el portavoz adjunto.

“Apoyamos, como venimos haciendo desde el principio la voluntad de la comunidad educativa y así se lo hemos transmitido a los directores del Conservatorio Superior de Música Salvador Seguí, Vicente Campos; del Conservatorio Professional de Música Mestre Tàrrega, Antonio Rodríguez, y a la directora del Conservatorio de Danza, Susana Rodrigo”, explica Toledo y añade: “Ni los directores de los tres conservatorios, ni los docentes, ni los alumnos, ni los padres afectados por la necesidad de un nuevo Conservatorio de Música y Danza porque se han quedado pequeñas las instalaciones y ahora mismo sufren problemas de saturación, algo totalmente desaconsejado en plena pandemia-, merecen que el PSOE les mienta y juegue al despiste con sus legítimas aspiraciones”.

Toledo recuerda que el PP presentó, tan solo una semana atrás, una moción en el Pleno de enero para defender que el solar idóneo para la construcción de la nueva infraestructura era la parcela de 13.500 metros cuadrados que está frente a la Ciudad de la Justicia, una propuesta que fue enmendada y desestimada por completo por el PSOE, que con la complicidad de Ciudadanos sacó adelante que se estudiaría como mejor ubicación otra parcela situada en la Avenida Enrique Gimeno, sin ni siquiera haber sido consensuada con los principales afectados.

“El PSOE impuso su mayoría en el pleno para hacerle la contra a su socio de gobierno de Compromís, pero luego se reúne con los directores de los centros afectados y les promete justamente lo contrario, sus bandazos les llevan a tener credibilidad cero”

Desde el principio el Grupo  Municipal Popular ha presentado enmiendas al Plan General, “pedimos consenso, pero su empecinamiento por agilizar el proceso de aprobación del Plan General les ha llevado a desoír, no solo al PP, sino las peticiones de los directores del Conservatorio Profesional Mestre Tàrrega; del Conservatorio Superior de Música Salvador Seguí; del Conservatorio Profesional de Danza; de l’Escola d’Art i Superior de Disseny; a los empresarios, constructores, arquitectos o aparejadores disconformes con el modelo urbanístico propuesto. Esperamos que las alegaciones de todas las partes implicadas sean tenidas en consideración por el gobierno de Amparo Marco, velando así por el interés general y no de su propio partido”, concluye Sergio Toledo.

Deja un comentario