El PP presenta moción en Diputación contra el cierre de los colegios de Educación Especial

La iniciativa recoge el malestar de las familias y los docentes que con la Ley Celaá han visto amenazada la continuidad de unos centros que en 10 años el PSOE prevé cerrar
  • Vicent Sales, portavoz del PP en Diputación, defiende la libertad de los padres y madres para escoger centro para sus hijos. “Frente a la imposición, exigimos el derecho a elegir”

El Grupo Popular en la Diputación Provincial defenderá en la Diputación la libertad de las familias para elegir “el centro educativo que consideren más oportuno para sus hijos”. Bajo esta premisa, el portavoz del PP, Vicent Sales, ha anunciado una moción que pretende poner freno al cierre de los colegios de Educación Especial programado por el PSOE a través de la Ley Celaá.

Este anteproyecto de nueva Ley de Educación establece que en un plazo de diez años, entre 2020 y 2030, los colegios de Educación Especial irán cerrando en favor de la inclusión de los alumnos con discapacidad intelectual en colegios ordinarios. “Nosotros defendemos el derecho de las familias a elegir, y como señala la plataforma de familias y docentes que se ha creado a nivel estatal, creemos que en la inclusión sí, pero también en la Educación Especial”.

Este movimiento ciudadano que agrupa a padres y madres con hijos con discapacidad intelectual y a docentes reclama la libertad para poder elegir la mejor opción para sus hijos. “Y ese es precisamente el espíritu de nuestra moción, que sean las familias, con el apoyo de profesionales y especialistas, las que evalúen qué centro se adapta mejor a las necesidades de sus hijos”.

Este derecho “no se puede vulnerar” y mucho menos, estima Sales, “aprovechar un estado de alarma, como el que sufrimos como consecuencia del coronavirus, para tramitar un cierre de colegios”. En este sentido, considera el portavoz del PP en la Diputación, “confiamos en que toda la corporación provincial respalde esta iniciativa que da voz a las miles de familias que en la provincia de Castellón y en toda España están reclamando que se respeten sus derechos pero, sobre todo, el de sus hijos”, ha considerado Sales.

Deja un comentario