El PP reclama ayuda municipal a los hosteleros

Carrasco reclama que el Ayuntamiento de Castellón que “se ponga del lado de los hosteleros y los comercios” en la Fase 1 de la desescalada tras dos meses cerrados

La portavoz del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Castellón, Begoña Carrasco, recuerda que bares, cafeterías y restaurantes “podrán abrir sus terrazas desde el próximo lunes sin mascarillas ni elementos de protección, sin facilitar el aumento de mesas para compensar las limitaciones de aforo  y sin el apoyo del equipo de gobierno municipal con medidas económicas y fiscales”, unas medidas que también reclaman los comerciantes y que también tienen pendiente.

Carrasco reclama “soluciones sanitarias, pero también económicas” y recuerda que de la supervivencia del sector de la hostelería, el turismo, el comercio y los servicios dependen miles de puestos de trabajo. La portavoz del PP exige medidas fiscales que aporten certidumbre y confianza en el sector. “De su futuro depende el de muchas familias y que se puedan mantener los servicios públicos a través de su actividad económica”, ha remarcado.

La portavoz del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Castellón, Begoña Carrasco, reclama que el consistorio “se ponga del lado de los hosteleros y de los comercios” en la Fase 1 de la desescalada que comienza mañana, tras dos meses cerrados y de inactividad por el Estado de Alarma. “Como portavoz del PP en la capital de la Plana, apelo a la máxima prudencia a todos los castellonenses en el estricto cumplimiento de las medidas de prevención de contagios frente al Covid-19, y que no se cargue sobre los hombros de los empresarios la responsabilidad íntegra del respeto de las normas. Se trata de que, entre todos, evitemos imágenes como las que se han visto en otros puntos de España que ya han entrado en la Fase 1. Es un hecho que los hosteleros y empresarios turísticos de nuestra ciudad, como tantos otros, necesitan un balón de oxígeno y el máximo apoyo en el reinicio de la actividad. No necesitan más trabas ni medidas represivas o sancionadoras, necesitan apoyo, empezando por los propios vecinos y continuando por las autoridades municipales”, ha remarcado.

En este sentido, lamenta que el equipo de gobierno de la capital de la Plana no haya tomado “ni la más mínima medida” para facilitar la reapertura de las terrazas de bares, cafeterías y restaurantes “con máximas garantías, no solo para los empresarios y empleados, sino para los vecinos en general. Se trata de dar confianza. Sin confianza, no hay negocio ni se retomará la actividad económica que tanto se necesita para recuperar empleo”. “De su futuro depende el de muchas familias y que se puedan mantener los servicios públicos a través de su actividad económica”, ha remarcado. Idéntico problema padecen los propietarios de los comercios de la ciudad de Castellón.

Begoña Carrasco se ha pronunciado así después de haber mantenido una nueva reunión de trabajo telemática con los representantes de la Asociación de Hosteleros de Castellón (Ashocas), liderados por su presidente Álvaro Amores, en la que ha analizado los avances que se ha podido producir en los últimos días, desde la reunión mantenida la semana anterior, “y que lamentablemente han sido nulos”.

“No es aceptable que estos establecimientos puedan abrir sus puertas el lunes, con el paso de nuestra provincia a la fase 1; sin contar con el apoyo de su ayuntamiento. Desde el inicio de la pandemia estamos advirtiendo de que el gobierno de la ciudad de Castellón no está a la altura de las circunstancias… y no está sabiendo dar la respuesta concreta a las necesidades de los ciudadanos”, continúa.

“Nos hacemos eco de sus temores e incertidumbres, y los compartimos. El Ayuntamiento no les ha proporcionado ni mascarillas ni guantes, ni se les han permitido hacer los test que querían para descartar y prevenir contagios. Tampoco se les ha permitido aumentar el número de mesas, porque a pesar de que los permisos que han recibido sí contemplan la posibilidad de expandir los metros de superficie de sus terrazas, continúan teniendo limitado al 50% el número de mesas que pueden servir. Es decir, solo podrán obtener en el mejor de los casos la mitad de sus posibles ingresos por las terrazas, teniendo en cuenta que el resto de las áreas de los negocios todavía continúan cerradas en esta fase. No es de extrañar que haya muchos hosteleros que vayan a apostar por no activar su negocio, porque abrir en esas condiciones es asumir pérdidas”, indica la portavoz del Partido Popular en la ciudad de Castellón.

En esta línea, Carrasco ha recordado al presidente de Ashocas, Álvaro Amores, así como al resto de miembros del colectivo, que “llevamos semanas solicitando la suspensión de las tasas de sillas y mesas por ocupación de vía pública, y también hemos pedido una exención o bajada de las tasas e impuestos municipales, caso del IBI, la basura, el ICIO… porque la actual propuesta de calendario fiscal es simplemente aplazar unas cargas que va a hacer que lleguen al final del año con una mochila de deudas que va a ser imposible de asumir”.

Asimismo, y en la línea de lo que están reclamando los hosteleros, Carrasco reitera la necesidad de que el Ayuntamiento de Castellón habilite las partidas presupuestarias necesarias para pagar las mascarillas de los castellonenses y los tests para que técnicamente se puedan detectar y aislar a las personas asintomáticas portadoras del virus, “porque es la única forma no solo de garantizar la salud de los trabajadores del sector, que también, sino de dar confianza a los potenciales clientes que harán uso de esos bares, restaurantes, cafeterías, terrazas… que es lo que se necesita para que se reactive la economía”.

Por este motivo, el Partido Popular de la ciudad de Castellón, reclama una vez más al equipo de gobierno “la aprobación inmediata de las siguientes propuestas, en la línea de lo que reclaman los hosteleros”:

–      Una partida presupuestaria para la adquisición de mascarillas y tests, no solo para el personal que trabaja en la hostelería, sino para el conjunto de los castellonenses. Y también para tests.

–      La suspensión de las tasas de ocupación de vía pública de los negocios.

–      La bonificación del 50% del IBI y del IVTM para los negocios de hostelería, y la exención de la tasa de basuras.

–      La ampliación de los metros de terraza para que el cumplimiento de las normas sanitarias no supongan una merma de la actividad de los negocios.

–      Conversión temporal de vías públicas en espacios peatonales, para garantizar la distancia de la seguridad de los vecinos en aquellas zonas de mayor concentración de público.

–      Una línea de ayudas para apoyar a los emprendedores para que puedan adoptar en sus negocios medidas de prevención, como dispensadores de ozono, geles, mamparas, túneles de desinfección…

–      Mediación del Ayuntamiento de Castellón con la Conselleria de Sanidad para que levante la prohibición de que los laboratorios puedan realizar pruebas PCR a título particular, algo que ahora mismo está prohibido.

–      Negociación con la Conselleria de Vivienda para la activación de medidas urgentes que posibiliten apoyos económicos en materia de alquiler para garantizar la continuidad de los negocios.

“Los empresarios del sector de la hostelería necesitan seguridad para mantener sus negocios abiertos, crear puestos de trabajo y generar riqueza en la sociedad. Por eso reclamamos un marco social y político que genere confianza, algo que, ahora mismo, no existe”, explica Carrasco, quien puntualiza que, en las actuales condiciones, “no pueden trabajar ni organizarse. Por eso, solicitamos que, ya que el Gobierno no está dando seguridad jurídica, al menos lo hagan el Ayuntamiento de Castellón, asumiendo su responsabilidad y adoptando medidas económicas, fiscales y sanitarias que permitirán conducir la situación hacia un escenario de confianza y certidumbre”.

Deja un comentario