El PP «suspende» al Gobierno Municipal en Participación Ciudadana

Redondo: “El gobierno de Castellón da la espalda a los castellonenses y luego les pide en una encuesta que valoren su trabajo. El suspenso es mayúsculo”

  • El concejal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Castellón, Juan Carlos Redondo, revela que Amparo Marco se va a gastar 9.500 euros en la realización de una encuesta para medir la satisfacción de los vecinos. “El primer paso para prestar un servicio a los ciudadanos es atender el teléfono. Y todos los castellonenses coinciden en que si algo es imposible a día de hoy”, ha criticado.

Resalta que el tripartito del PSOE, Compromís y Ciudadanos han borrado los presupuestos participativos de las cuentas municipales, que tienen proyectos vecinales pendientes de realizar desde el año 2016 y ahora mismo Castellón es la única ciudad que todavía no tiene aprobado un plan de recuperación después de hacer trabajar a todos los colectivos para recoger ideas.

El concejal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Castellón, Juan Carlos Redondo, ha denunciado hoy “la doble vara de medir” del gobierno del PSOE, Compromís y Podemos, que “ha reducido la participación ciudadana al nivel mínimo de la historia reciente de la ciudad, mientras por otro lado anuncian la realización de una encuesta para pedir a los castellonenses que valoren la calidad de los servicios que reciben. No hace falta esperar al resultado, porque ya sabemos que será una muestra más de propaganda y autobombo. El suspenso de los vecinos a la gestión, o mejor dicho, al ninguneo y la falta de gestión del tripartito, debería ser mayúsculo”.

Redondo se ha pronunciado así después de que se haya conocido que la alcaldesa de Castellón, Amparo Marco, ha encargado la realización de una encuesta telefónica, con un muestreo de 525 llamadas, “con el fin de identificar el nivel de satisfacción de los residentes con la gestión municipal en general, y evaluar las opiniones que los ciudadanos tienen de las diferentes áreas municipales”. El análisis va a tener un coste de 9.545,99 euros,  y ha sido encargado a la firma Estudis d’Opinió i Mercat Investratègia SL, que empleará en su realización 7 meses a través de 7 muestreos de 75 encuestas cada una de ellas.

“Es curioso que el tripartido, a menos de dos años de elecciones, haya despertado de su letarago y, ante la avalancha de quejas y críticas de los ciudadanos de Castellón, haya decidido medir el alcance de los servicios que presta. Evidentemente, lo hacen en clave electoral, para ver quién aprueba y quién no”, ha señalado el concejal del Partido Popular.

“El primer paso para prestar un servicio a los ciudadanos es atender el teléfono. Y todos los castellonenses coinciden en que si algo es imposible a día de hoy es que te contesten telefónicamente cuando se llama al teléfono de atención ciudadana. A partir de ahí, va todo lo demás”, ha criticado, quien continúa que, “la segunda crítica, es que cuando consigues contactar con alguien, la cita para atender las cuestiones se da con varias semanas de dilación, para desespero de la ciudadanía”.

El concejal del Partido Popular lamenta que “si en algo se ha esforzado este equipo de gobierno que preside Amparo Marco ha sido por minar la participación ciudadana en la ciudad de Castellón. La institución tiene todo tipo de foros, pero luego tardan meses, o años, en convocarse, caso de la Asamblea de Fiestas; o cuando se convocan no se pueden celebrar por la falta de quórum. Y lo peor de todo es que, en los casos en los que sí consiguen celebrarse, los asuntos que se abordan y las problemáticas se reiteran una y otra vez en cada uno de ellos, porque los asuntos no se desatascan o se eternizan”.

En esta línea, el concejal Juan Carlos Redondo destaca cómo el tripartito de PSOE, Compromís y Podemos “pasarán a la historia como los que se han cargado los presupuestos de participación ciudadana. No los hubo en el año 2020 y tampoco los ha habido en el 2021, todavía por entrar en vigor. Y por si fuera poco, todavía arrastran obras reclamadas por los ciudadanos pendientes de realizar desde el año 2016. Esa es la importancia que concede Amparo Marco a la participación ciudadana”.

“Lo mismo ocurre con las medidas de impulso para la recuperación económica de Castellón. La capital de la Plana es la única que viene prometiendo desde el 14 de marzo de 2020 la puesta en marcha de una batería de medidas para combatir desde el punto de vista económico, social y sanitario, la pandemia de Covid. Se han convocado a los colectivos, se han creado comisiones de trabajo y se ha elaborado un documento de trabajo, pero la realidad es que, a día de hoy, año y medio después, Castellón no tiene aprobado el plan de recuperación, con la pérdida de tiempo y esfuerzo que ha supuesto para todos los participantes”, ha denunciado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *