El PPCS denuncia «las más de 6.000 sanciones en mes y medio con el sistema recaudatorio de radares de Castellón»

Conforme los 'populares', son "cifras demoledoras" desde el instante en que entraron en funcionamiento, el día tres de octubre.

 

La portavoz del PP en el Municipio de Castelló, Begoña Carrasco, ha denunciado el «afán recaudatorio del gobierno de PSOE, Compromís y Podemos, dirigido por la primera edila socialista Amparo Marco, con los radares urbanos, con los que consigue una recaudación extra, mientras que tienen ciento once millones de euros del presupuesto por invertir en la urbe».

El sistema recaudatorio de radares urbanos amontona en mes y medio más de seis mil sanciones, a doscientos euros la multa suman uno con dos millones de euros.

Ha concretado.

Conforme los ‘populares’, son «cifras asoladoras» desde el instante en que entraron en funcionamiento, el tres de octubre. Carrasco, al lado del edil del PP, Juan Carlos Redondo, han querido «evidenciar el anhelo recaudatorio del gobierno municipal al lado de la caja de radar ubicada frente al colegio Ramiro Izquierdo, en la ronda norte de circunvalación.

Desde el PP, su portavoz ha explicado que, «la ley de seguridad vial hay que cumplirla y, por lo tanto, hay que respetar los límites de velocidad en todas y cada una de las vías, aunque hay otros métodos de supervisar la velocidad que no sean siempre y en toda circunstancia pasando por caja, como ya pasa con las cámaras del centro y que el gobierno municipal desea extender al ‘Castellón Central’, cerrando al tráfico setecientos cuarenta y cinco mil metros cuadrados de núcleo urbano». Han dicho.

Cuando peor es la coyuntura económica que estamos atravesando, mayor es el anhelo recaudatorio del gobierno de Amparo Marco. Y tal es el aluvión de multas con los radares que, para gestionarlas, el área de Policía ha debido agregar más personal.

Manifiesta la portavoz ‘popular’, Begoña Carrasco.

Y en este sentido, ha insistido que «lo de este gobierno es mero anhelo recaudatorio por múltiples motivos, primeramente pues no ha habido una campaña informativa anterior de concienciación, como tampoco la hubo con las cámaras del centro; seguidamente por el hecho de que los 3 radares urbanos instalados en las rondas de circunvalación y en la avenida de Valencia no coinciden con puntos negros, son puntos con una alta densidad de circulación de automóviles, o sea, de potenciales infractores; y en tercer lugar no se han valorado sistemas alternativos, como paneles luminosos para mentalizar a los conductores de la obligatoriedad de respetar los límites de velocidad,aunque sin sancionar«. Asevera.

Entre lo que el gobierno de Marco lleva colectado con las cámaras del centro, que suman más de sesenta y cinco mil sanciones, y a razón de ochenta euros suponen cinco con dos millones de euros de recaudación potencial, y lo que llevan colectado con los radares, más de dieciséis mil sanciones, el gobierno tiene dinero para bajar impuestos, tal como venimos pidiendo desde el PP. Nuestro plan de ahorro contempla diez con un millones de euros menos en impuestos, que es lo que agradecerían los castellonenses.

Ha destacado, Carrasco.

Por lo tanto, desde el PP creen que «no es el instante de proseguir esquilmando el bolsillo de los castellonenses». «Ya está bien de cobrarles por todo, ya está bien de sancionarles por todo. Sí a que se cumpla la ley de seguridad vial y las ordenanzas de movilidad, mas no a costa de freír a los vecinos a multas», ha dicho Carrasco, quien ha anunciado que cuando rija el PP optarán por otros sistemas no penalizadores a nivel económico.