El principal investigado del “caso Subdelegación” reconoce que se quedó con el 30% del pago de las facturas

El funcionario declaró como investigado achacando a un "problema personal" el desvío de fondos que realizaba

Declaró como investigado en el juzgado de instrucción nº1 de Castellón por la trama que investiga el presunto pago de 1 Millón de euros en facturas falsas.

La causa se centra en 35 investigados por una trama de presuntas facturas falsas por valor de 1 Millón de euros entre los años 2007 y 2017, pudiéndose haber cometido delitos de malversación de fondos públicos y falsedad documental.

El funcionario investigado ha contestado a preguntas del juez, de la Abogacía del Estado y de Fiscalía, pero no al resto de las partes.

Este funcionario, principal investigado, afirmó estar dispuesto a colaborar en la justicia, y que fue  un problema personal el que le ha llevado a actuar de este modo, añadiendo que el dinero que se llevaba no le ha servido como enriquecimiento económico personal.

Al parecer, se aumentaba el coste de las facturas. Incrementaban el coste de carburante y servicios y mantenimiento e incluso entre los gastos figuran facturas de 200.000 euros en material de oficina. Aparecen las facturas de la reforma de un lavabo que llegó a facturarse en cuatro ocasiones.

También están citados a declarar como investigados los dos ex subdelegados del Gobierno, que ejercieron durante los años 2007 y 2017. David Barelles, del Partido Popular, que declarará el 2 de mayo, y Antonio Lorenzo, del PSPV-PSOE, que está citado el 25 de abril.

Deja un comentario