El PSOE castiga al sector cerámico y condena al cierre al 30% de fábricas de cogeneración

Un decreto de los socialistas impone el cierre de una de cada tres empresas en la provincia de Castellón lo que supone el mayor castigo de la historia al sector

Aguilella (PP): “El socialismo es siempre sinónimo de paro, ocurrencias y de eliminar oportunidades de crecimiento económico”

 El mayor castigo de la historia para el sector cerámico de la provincia de Castellón. El anuncio del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima 2021-2030 del Partido Socialista condena al cierre de una de cada tres plantas dedicadas a la cogeneración en la provincia, aumentando los costes de producción y obligando a recortar un 35% la producción y hasta un 30% la potencia generadora de energía limpia para el sector cerámico.

Cabe recordar que las inversiones realizadas por las empresas cerámicas de la provincia en sus plantas de cogeneración les permite aprovechar el calor para transformarlo en energía eléctrica, y que que de otro modo se tiraría, reduciendo fuertemente las emisiones de CO2. La obligación de cerrar muchas de estas instalaciones es un varapalo histórico para un sector “que siempre se ha distinguido por ser responsable, por adaptarse a las necesidades climáticas y por buscar siempre la innovación” y que además “son el principal motor en la creación de empleo estable en la provincia de Castellón”, tal y como ha explicado el responsable de Economía del PP de Castellón, Salvador Aguilella.

El planteamiento socialista, como ya sucedió con el diésel, o como sucedió hace un año en les Cortes Valencianas, donde el Pacto del Botánico incrementaron la tasa sobre la eliminación de residuos, que está castigando sobre todo al sector cerámico, implica una imposición “en contra del sentido común, de las peticiones del sector y expertos, y dañando a un sector económico fundamental para España.

Este ataque sin precedentes en la historia de la provincia “es un golpe muy duro de asumir que incluso afecta al PIB nacional” por lo que el popular ha exigido al PSOE “que frene de una vez estos ataques” ya que “parece que el PSOE tiene una obsesión destructiva con esta provincia”.

Para Aguilella, las políticas socialistas “son siempre sinónimo de paro, ocurrencias y destrucción de oportunidades económicas, pero esta vez se han pasado de la ralla y desde el PP vamos a hacer todo lo que esté en nuestra mano para parar esta barbaridad que puede ser u problema muy grave para la provincia de Castellón y el empleo de miles de vecinos”.

Deja un comentario