El PSOE notifica a Nicolás Redondo su expulsión del partido

El PSOE notifica a Nicolás Redondo su expulsión del partido

La dirección federal del PSOE aprobó en su reunión ordinaria de la Ejecutiva el expediente de expulsión definitiva de Nicolás Redondo Terreros del partido.

 

La razón es «su reiterado menosprecio a las siglas en las que milita», según fuentes socialistas.

El histórico dirigente del socialismo vasco ya había sido expedientado en septiembre de 2021 por el partido, junto con el expresidente de la Comunidad de Madrid, Joaquín Leguina, por participar en un acto de campaña de la popular Isabel Díaz Ayuso y por entender desde la dirección del PSOE que habían solicitado el voto para el PP en las elecciones autonómicas madrileñas.

Aunque Leguina fue expulsado del partido, el expediente de Redondo fue archivado después de que pidiera disculpas y negara haber solicitado apoyo para el principal adversario político de los socialistas.

En ese momento, Leguina había declarado que no se quedaría «callado ni quieto» y que consideraba acciones legales contra el partido, aunque no las llevó a cabo. En días recientes,

Leguina declaró que había votado por Ayuso en las pasadas elecciones autonómicas.

Según las mismas fuentes, la expulsión tuvo lugar el pasado lunes y argumentan que la decisión «es fácilmente justificable, ya que está claramente documentada en los medios de comunicación de todo el país«. Esto se refiere a las declaraciones realizadas por el exdirigente socialista en las que se opone a la posibilidad de que el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, llegue a un acuerdo con Junts para gobernar a cambio de una Ley de Amnistía para el fugitivo de la justicia Carles Puigdemont y otros involucrados en el proceso independentista.

El 19 de agosto, la secretaría de Organización de la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE tuvo conocimiento de diversas manifestaciones públicas de Nicolás Redondo Terreros a través de la plataforma La España que Reúne, que habían sido recogidas en distintos medios de comunicación.

La dirección del partido consideró que el contenido de sus declaraciones podía resultar desleal e irresponsable hacia otros afiliados, los órganos de dirección del PSOE y sus miembros, además de ser contrario a los principios que rigen la organización.

Algunas de las manifestaciones de Redondo después del acuerdo del PSOE con los independentistas catalanes para la composición de la Mesa del Congreso de los Diputados incluyeron críticas al partido y al Gobierno, expresando

No representa la izquierda que España necesita.

Asimismo, cuestionó las decisiones políticas del PSOE en relación con los partidos independentistas catalanes.

Nicolás Redondo Terreros continuó sus críticas al partido en una columna de opinión publicada el pasado 3 de septiembre bajo el título «Dignidad». En esta columna, volvió a arremeter contra el PSOE al afirmar que «no será solo Sánchez y su camarilla; será el PSOE, todo y completo, el que en ese salto acrobático destruya lo que protagonizó». También expresó,

Ni me deben, ni les debo. Y con la libertad de tener la cuenta saldada puedo decir sin que me tiemble la voz que la formación de ningún gobierno y menos las pretensiones de ninguna persona merecen el sacrificio de lo más apreciable que tenemos cada uno de nosotros: la dignidad.

La semana pasada, expresó su opinión de que sería inmoral formar un gobierno con el respaldo del partido de Puigdemont. Argumentó que el expresidente catalán, quien está prófugo de la justicia,

Tiene la intención de destruir el sistema del 78, fracturar la unidad ciudadana española y establecer una sociedad basada en privilegios medievales.

Por lo tanto, instó a su partido a rechazar de manera categórica al líder de Junts y a no doblegarse de manera sumisa ante un individuo que no ha tenido la valentía de presentarse ante los tribunales.

En otra entrevista con Canal Sur Radio, afirmó que la Ley de Amnistía ya estaba redactada y esperando el momento adecuado para ser promulgada. En este sentido, criticó duramente al PSOE, alegando que el partido se encontraba debilitado después de perder poder en las elecciones autonómicas y municipales. Además, expresó su descontento con la idea de que la única forma de mantenerse en el poder era formando parte del Gobierno, incluso si eso significaba desechar los principios de la Transición.

Relacionados  Tensión en Almenara por el cobro en "pago único" del IBI

Siguiendo esta misma línea de pensamiento, el pasado 3 de septiembre, escribió un artículo de opinión en el cual afirmaba que la aprobación de una amnistía no sería el resultado de un proceso de reconciliación entre los ciudadanos españoles, sino más bien un intento de obtener algunos votos en el parlamento y continuar adelante. En sus palabras,

No será solo Sánchez y su camarilla; será el PSOE en su totalidad el que, en este salto acrobático, destruirá lo que ha protagonizado en las últimas décadas de democracia.

Además, el artículo sostenía,

Ni les debo nada, ni me deben nada. Y con la libertad de tener una cuenta saldada, puedo afirmar sin titubear que la formación de ningún Gobierno, y mucho menos las aspiraciones de ninguna persona, merecen que sacrifiquemos lo más preciado que poseemos, nuestra dignidad.

A raíz de estas declaraciones y otras manifestaciones en contra de una posible ley de amnistía, así como a favor de un acuerdo entre el PP y el PSOE, su partido tomó la decisión de expulsarlo. De hecho, según fuentes de la dirección federal del PSOE, el exsecretario general del PSE «no presentó ninguna defensa durante el proceso», lo que llevó a la resolución de su expulsión, la cual se materializó el mismo lunes.

Las fuentes socialistas consultadas enfatizan que ocho millones de votantes merecen respeto, al igual que una organización con 140 años de historia.

Según lo establecido en los Estatutos Federales del PSOE, específicamente en los artículos 31, 83 y 90, y en el Reglamento Federal de Desarrollo de los Estatutos Federales, en relación con el comportamiento de los afiliados, se establece que deben conocer y respetar lo dispuesto en el Código Ético y de Conducta del PSOE.

Aquellos afiliados que incumplan lo estipulado en estos estatutos y en el Código Ético, o que muestren mala conducta cívica o ética, falten al programa o a los acuerdos del partido, expresen públicamente opiniones irresponsables o desleales hacia el partido o sus miembros, cometan actos de indisciplina, injurien o calumnien a otros miembros del partido, o de cualquier otra manera violen las obligaciones que tienen como miembros del Partido, podrán ser sancionados de acuerdo con estos reglamentos.

De acuerdo con el artículo 90 de los Estatutos del PSOE, la Comisión Ejecutiva Federal tiene la facultad de aplicar medidas cautelares, como la suspensión cautelar de la militancia, a los militantes o afiliados que estén sujetos a un expediente disciplinario o que hayan sido denunciados por un órgano del partido en cualquier etapa del procedimiento. Esta decisión puede ser tomada de oficio por la Comisión Ejecutiva Federal, a instancia del órgano instructor o del denunciante.

En el caso de Nicolás Redondo, la dirección del PSOE en Ferraz considera que es apropiado adoptar la medida de suspensión cautelar de su militancia para preservar la imagen pública del partido.

El argumento para la expulsión de Nicolás Redondo Terreros se basa en su destacada trayectoria política dentro del PSOE y en las instituciones, lo que otorga mayor relevancia a sus opiniones a pesar de que actualmente no ocupa ningún cargo oficial dentro del PSOE y no emite declaraciones en representación de la organización. Se considera que las declaraciones que llevaron al expediente disciplinario se realizaron en un momento político crucial al inicio de la XV Legislatura, y no tomar medidas podría causar un perjuicio irreparable al PSOE. Esta medida está contemplada en la normativa del partido para situaciones como la presente.

El expediente de expulsión se notificó a Nicolás Redondo hace algunos días, y al haber transcurrido el plazo de presentación de alegaciones, la Comisión Ejecutiva Federal aprobó su expulsión definitiva. Esta decisión ya ha sido comunicada al ex dirigente vasco por parte de la dirección del PSOE en Ferraz.