El Raval San Félix estrena zonas ajardinadas y mobiliario urbano

El Raval San Félix estrena zonas ajardinadas y mobiliario urbano

Concluyen las obras de la Zona de Bajas Emisiones (ZBE) en el Raval San Félix, incorporando 597 especies arbóreas y 95 elementos de mobiliario urbano.

 

Las calles del Raval San Félix «han culminado las obras de la Zona de Bajas Emisiones (ZBE) con la instalación del mobiliario urbano y el embellecimiento de los espacios mediante la plantación de zonas ajardinadas». Así, las primeras calles del proyecto de ZBE en Castellón cuentan con 597 especies arbóreas, incluyendo unidades arbustivas en parterres y unidades de ficus en jardineras, además de 95 elementos entre bancos, papeleras y jardineras. Conforme informa el Ayuntamiento de Castellón en un comunicado

Hoy se han realizado los últimos trabajos que han terminado de acondicionar estas calles, que ahora son más accesibles para los peatones y cuentan con una mayor cantidad de plantas y flores naturales.

Todos los elementos que forman parte del mobiliario urbano, como bancos, papeleras, maceteros y jardineras, están ubicados en un mismo lado de la acera, dejando el otro lado accesible.

La parte accesible, denominada ‘itinerario seguro’, cuenta con una botonera de señalización para personas invidentes.

Avance de las obras de la ZBE

Actualmente, continúan las obras en las calles Conde Pestagua, San Félix y Navarra. Por otro lado, las actuaciones en la calle Trinidad comenzarán en breve, garantizando el acceso a través de las calles San Francisco y Asensi.

La ejecución de las obras cumple los plazos previstos; no obstante, se están agilizando los trabajos para reducir los tiempos y garantizar el acceso de los residentes a sus calles, incluso mientras las máquinas están trabajando. Los residentes de las calles en obras deben retirar sus vehículos de la zona antes de las 7:45 horas y pueden volver a entrar a partir de las 18:45 horas, cuando finalizan los trabajos diarios.

Relacionados  Investigan a un hombre por tener una tortuga en peligro de extinción

Tras las obras de la ZBE, todas las calles tendrán una plataforma única, con aceras más anchas «para mejorar la experiencia urbana». La velocidad máxima permitida será de 20 km/h. Además, se están aplicando materiales fonoabsorbentes para reducir el ruido y materiales fotocatalíticos para disminuir la contaminación.

Señalética informativa

Mediante señalética, se informa a los conductores sobre los desvíos alternativos. Además, los castellonenses disponen de información actualizada a través de las redes sociales municipales.

Aparcamiento

Para facilitar el aparcamiento a los residentes, se han establecido tarifas reducidas, un 40% más baratas, para el uso del parking de San Félix.

Proyecto europeo

Estas obras, que se están ejecutando por fases, deberán estar finalizadas el 31 de diciembre de 2025. Esta actuación forma parte del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR), financiado con los fondos europeos Next Generation, con el objetivo de mejorar la accesibilidad de la ciudad de Castellón.