El sector cerámico cuenta con una base sólida para salir reforzado de esta crisis

El apoyo financiero europeo va a ser imprescindible para la supervivencia de la industria y de la economía

España debe apostar por sus sectores industriales sólidos y de futuro, como el cerámico

La recuperación europea girará en torno a la rehabilitación, la industria 4.0 y la sostenibilidad, campos en los que el sector cerámico es líder en España.

La economía española va a depender del apoyo europeo, ya sea a través de la inyección de liquidez de forma directa con la consiguiente supervisión de Bruselas o a través de los proyectos recogidos en el plan de €1,6 billones, enfocado en rehabilitación, sostenibilidad y digitalización, áreas en las que la industria cerámica española es líder en España y un ejemplo en Europa.

Por ello, el sector azulejero tiene por delante la ocasión de transformase en un foco industrial potente y líder en la UE y en el mundo, que sirva de palanca de crecimiento de nuestra economía y de otros sectores.

Hablamos de un sector que ha procurado estar en la brecha y se ha preocupado constantemente por incorporar la digitalización en sus sistemas. Su trabajo en este campo ha sido continuado y le ha dado pie a convertirse en adalid de la industria 4.0, tan necesaria para el desarrollo y la competitividad futura, y que tanto está impulsando Europa.

Es una industria concienciada con el entono, que ha procurado de forma constante mejorar la eficiencia energética y que reutiliza todos sus materiales durante el proceso productivo. Es una industria preocupada por lo verde, que no deja de buscar soluciones sostenibles para la arquitectura y la edificación, con la vista puesta en el cuidado del medio ambiente y la mejora de la vida del ciudadano.

Tanto el medio ambiente como la industria 4.0 son ejes que están en la Agenda europea y sobre los que se apoya la salida de Europa de esta crisis y la recuperación futura de la Unión. El sector azulejero acredita una sólida y amplia experiencia en estos campos, y ha demostrado con hechos su compromiso de mejora continua.

Ahora Europa tiene también la oportunidad de reconocer y potenciar a sus sectores industriales, como el cerámico español, que ha sabido adaptarse a los sucesivos cambios y ha apostado por el futuro durante décadas. Es el momento si se quiere que España llegue a la tasa de industrialización del 20% que se nos había marcado.

Para ello, es fundamental que la respuesta de la Administración sea ágil y rápida, que exista complicidad con la empresa y los plazos no se eternicen. Por eso desde ASCER, especialmente ahora, se pide a las administraciones una mayor simplicidad en la tramitación de expedientes y una reducción de plazos para que esa liquidez en forma de proyectos llegue de forma efectiva a las empresas.

De nuevo, ASCER quiere poner de relevancia el trabajo de todos aquellos profesionales que están trabajando día a día en primera línea y reclama para ellos todos los recursos necesarios para el correcto desarrollo de sus funciones, que van en beneficio de todos.

Deja un comentario