El SEPRONA rescata cocodrilos, pitones y tortugas en la Comunitat

El SEPRONA rescata cocodrilos, pitones y tortugas en la Comunitat

En otras dos intervenciones se logró rescatar un loro barranquero (Cyanoliseus patagonus) y una cotorra venezolana colirroja (Pyrrhura hoematotis).

 

Durante el año 2023, el Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil realizó importantes rescates de animales protegidos por el Convenio CITES (Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres) en la provincia de Alicante.

Entre los animales recuperados se incluyen dos cocodrilos del Nilo, una tortuga de espolones africana que pesaba 25 kg y una pitón de Birmania de 2 metros, según informó la Guardia Civil en un comunicado.

En cuanto a los dos cocodrilos del Nilo (Crocodylus niloticus), de unos dos metros de largo cada uno, fueron encontrados por los agentes en una finca privada en la Partida El Moralet de Alicante, durante el mes de agosto. Este rescate fue posible gracias a la colaboración con las autoridades estatales, ya que el propietario carecía tanto del certificado de importación requerido como del de cría en cautividad.

En otras dos intervenciones realizadas en octubre, se logró rescatar un loro barranquero (Cyanoliseus patagonus) y una cotorra venezolana colirroja (Pyrrhura hoematotis), gracias a la alerta de los ciudadanos sobre la presencia de estos animales sueltos en la vía pública.

El SEPRONA rescata cocodrilos, pitones y tortugas en la Comunitat 2

También, hacia finales del año 2023, se encontró una pitón de Birmania (Python molurus bivittatus), de dos metros de largo, en pleno centro urbano de Alicante. Por último, se rescató una tortuga de espolones africana (Centrochelys sulcata), de 25 kilogramos de peso, abandonada en la Sierra de Oltá, en Calp.

El SEPRONA rescata cocodrilos, pitones y tortugas en la Comunitat 4

Los animales salvados fueron trasladados a diversos centros de recuperación, refugios y parques de animales terrestres o acuáticos, equipados con las instalaciones adecuadas.

Allí, especialistas evaluarán su estado de salud y les brindarán el tratamiento necesario para su recuperación, además de proporcionarles alimento, espacio y cuidados apropiados para garantizar una óptima calidad de vida, adaptada a las necesidades de cada especie.

Por estas acciones, la Guardia Civil inició una investigación para ubicar a los propietarios y abrir un expediente en caso de detectar posibles infracciones a la Ley de Represión del Contrabando.

Relacionados  Vierten toneladas de residuos peligrosos en la Marjal de Nules

En caso de no poder demostrar la procedencia legítima o la posesión de los permisos necesarios para la cría en cautividad, los responsables podrían enfrentarse a sanciones administrativas de hasta 6.000 euros, o incluso incurrir en delitos relacionados con la protección de la flora y fauna silvestres.

Además, en este mes, los agentes han comenzado varios expedientes para localizar a los responsables del abandono de 30 ejemplares de diversas especies de tortugas, como la tortuga marginada (Testudo marginata), la tortuga rusa (Testudo horsfieldii) y la tortuga mordedora (Chelydra serpentina).

El SEPRONA rescata cocodrilos, pitones y tortugas en la Comunitat 3

Estos ejemplares provienen de diferentes casos reportados por ciudadanos que alertaron sobre el abandono de los animales en la naturaleza. Al igual que en los casos anteriores, los animales han quedado bajo disposición de la autoridad, la cual determinará el centro al que serán trasladados.

El SEPRONA de la Guardia Civil lleva a cabo numerosas operaciones diarias relacionadas con especies protegidas. Una parte importante de estas acciones se inicia gracias a la colaboración ciudadana, quienes informan cuando se percatan de la fuga, abandono o condiciones inadecuadas de hábitat para una especie.

En ocasiones, otras administraciones solicitan la intervención del SEPRONA para iniciar expedientes y verificar la legalidad de la posesión de ejemplares.

Por otro lado, el SEPRONA trabaja constantemente para combatir el tráfico ilegal de especies protegidas por el Convenio CITES. Para cumplir con esta tarea, es fundamental la colaboración de la ciudadanía y de otras administraciones con las que la Guardia Civil coopera de manera coordinada.

En este sentido, es destacable la colaboración del Centro de Recuperación de Fauna Silvestre de Santa Faz, el cual recoge numerosos animales abandonados de especies protegidas, evitando que terminen en un entorno natural para el cual no están preparados, lo que representa riesgos tanto para su propia especie como para otras especies autóctonas.