El servicio piloto de autobús urbano gratuito cierra su primer trimestre

El servicio piloto de autobús urbano gratuito cierra su primer trimestre con más de 7.600 viajeros y la consolidación de líneas con la instalación de vitrinas informativas en las 42 paradas

 

 

El servicio de autobús urbano gratuito, impulsado de manera piloto por el Ayuntamiento de Vila-real desde el mes de noviembre, cierra el primer trimestre en funcionamiento con un balance altamente positivo y la consolidación de las líneas con la instalación de vitrinas informativas en las 42 paradas del bus urbano. El pasado mes de enero 7.621 viajeros hicieron uso del servicio, cifra que contrasta significativamente con los 1.399 del año pasado, con el viejo bus circular de pago, o los 4.900 de los dos primeros meses del nuevo servicio de transporte público urbano, con dos líneas que conectan toda la ciudad, horarios amplios y completamente gratuito.

“El servicio pionero de autobús urbano municipal y gratuito, nuestro Groguet, funciona. Poco a poco, como todas las cuestiones de largo recorrido –y el cambio de mentalidad hacia una movilidad sostenible lo es-, va haciendo camino y ahora, en apenas tres meses de funcionamiento, el balance nos deja unas cifras de uso que dan cuenta de la importancia que está adquiriendo ya para los desplazamientos urbanos de los vila-realenses, de una manera sostenible, ágil, cómoda, eficaz y gratuita”, valora el alcalde, José Benlloch. En concreto, en el primer mes de funcionamiento –noviembre- al Groguet subieron 4.864 viajeros, que incrementaron ligeramente en diciembre, con 4.962 usuarios.

Estas cifras contrastan positivamente con las del viejo bus de pago y recorrido circular restringido, al que en noviembre de 2017 subieron apenas 1.507 personas y otras 1.056 en diciembre de ese mismo año. La comparativa resulta particularmente significativa en los datos de enero: el pasado mes, fueron ya 7.621 viajeros los que hicieron uso del nuevo servicio piloto de autobús urbano, un 545% más que el mismo periodo del año anterior, con apenas 1.399. Las cifras de enero suponen también un incremento considerable con respecto a los meses precedentes, ya con el Groguet, y suponen más de la mitad de usuarios que el último año íntegro del viejo autobús circular de pago (15.623 usuarios durante todo el año 2017).

El primer servicio integral de transporte público urbano de Vila-real, con dos líneas y cuatro variantes que garantizan la conexión de las diferentes zonas de la ciudad durante todo el día y en fin de semana, empezó a circular el pasado 5 de noviembre de 2018 dentro del Plan de Movilidad Urbana Sostenible y como programa piloto para testar las diferentes paradas y recorridos, con el objetivo de incorporar al servicio las mejoras y sugerencias derivadas de la experiencia de los usuarios, asociaciones y colectivos ciudadanos. “Después de este primer trimestre de funcionamiento y de incorporar algunas mejoras al servicio, estamos en disposición ya de instalar en las 42 paradas del transporte público urbano la información de líneas, horarios y recorridos. Para ello, se han instalado esta misma semana vitrinas, con la información detallada de los buses, que estamos seguros mejoraría todavía más el servicio”, valora el concejal de Movilidad, Emilio M. Obiol. “No será la única mejora: vamos a seguir trabajando con nuevas facilidades y el uso de tecnología para que el Groguet siga consolidándose como el transporte urbano gratuito, sostenible y moderno que una ciudad como Vila-real necesita”, concluye Obiol.

Deja un comentario