La izquierda también quiere el control del agua

Al parecer se enteran ahora de que el agua es escasa y esencial

El I Foro del Agua de Castellón reflexiona sobre la necesidad de reforzar su control público para primar el bien común en la gestión

 

La jornada telemática de Transición Ecológica congrega a 150 personas y aborda la importancia de entender el agua como un servicio público esencial y no solo como una mercancía

 

El I Foro Ciudadano sobre gestión del agua pública organizado por la Concejalía de Transición Ecológica del Ayuntamiento de Castellón reflexionó el jueves sobre la necesidad de reforzar el control público en el servicio del agua «para potenciar la transparencia, garantizar que se gestiona como un bien común y un derecho humano y no solo como una mercancía, y afrontar los retos climáticos y ambientales».

«Hemos celebrado el primer Foro Ciudadano sobre la gestión del agua de la ciudad para abordar una nueva cultura del agua que la conciba como un recurso esencial  y un ecosistema y no solo como una mercancía», explicó el concejal de Transición Ecológica, Fernando Navarro, que afirmó que el seminario también se ha promovido para demostrar que la remunicipalización del agua en Castellón es posible técnicamente y políticamente. Consideró necesario concienciar a la ciudadanía sobre la importancia de la gestión pública, «para que no se dé por hecho que la gestión es privada cuando es un derecho humano y un servicio público esencial».   «El sector privado tiene cabida en la gestión, pero tenemos que reequilibrar la balanza y los poderes públicos y democráticos tienen que recuperar el control, en un contexto de cambio climático donde el acceso al agua será esencial para el bienestar de la ciudadanía en los próximos años», añadió .

El concejal expuso que el 50 % de las ciudades en España cuenta con una gestión pública del agua pese a las privatizaciones de las últimas décadas, y que el Ayuntamiento de Castellón no tiene capacidad con el contrato de la concesión privada actual de conocer los datos económicos ni impulsar cambios en la tarifa que tiendan a una reducción del consumo. «En Castellón se consume un 20 % mas de agua que la media  nacional», subrayó.

La jornada telemática congregó a cerca de 150 personas, entre otras, representantes políticos y funcionarios de ayuntamientos, diputación, universidades, colectivos ecologistas, sindicatos y empresas del sector. Además del regidor de Transición Ecológica, contó con las intervenciones de María Sánchez, concejala de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Valladolid y responsable de su remunicipalización en 2017; José Vicente Benadero, subdirector general del Agua de la Generalitat Valenciana; Luis Babiano, gerente de la Asociación Española de Operadores Públicos de Saneamiento y Distribución; y Eulalio Ávila, coordinador del Manual de remunicipalización de los Servicios Públicos del Augaa.

La regidora de Valladolid destacó que impulsaron la remunicipalización del servicio del agua (en 2017) potable para reforzar la toma de gestión directa por parte del Ayuntamiento, no aumentar el precio del agua, controlar las necesidades en cuanto a infraestructucturas e inversiones, y potenciar los derechos laborales y la responsabilidad social.

Luis Babiano sostuvo que se ha generado con el agua un sistema especulador que no es adecuado ante los retos climáticos e indicó la importancia de la desprivatización ante los desequilibrios existentes entre el sector económico y poderes públicos.

Eulalio Ávila resaltó que la gestión pública del agua mejora la sostenibilidad y la rentabilidad económica.

Por último, Banadero expuso desfunciones en servicios de agua municipales y apeló a generar instrumentos ambientales.

Deja un comentario