Encuentran el cuerpo del hombre de 34 años desaparecido en Busot-Alicante

Encuentran el cuerpo del hombre de 34 años desaparecido en Busot-Alicante

Su familia y amigos no sabían nada de él desde el sábado, que fue visto por última vez.

 

La Guardia Civil ha recuperado el cuerpo sin vida de un hombre de treinta y cuatro años que estaba desaparecido desde el sábado en la localidad de Busot (Alicante). El cadáver ha sido hallado en una zona montañosa de bastante difícil acceso y las primeras pesquisas apuntan a un accidente como posible motivo de la muerte, si bien la necropsia confirmará las causas.

Los hechos fueron denunciados por la hermana del fallecido este domingo y, desde el instante en que se tuvo conocimiento, se desplegó un dispositivo de busca que encontró el cuerpo unas horas después. Sin embargo, esta madrugada se ha procedido a la recuperación del cuerpo sin vida de este vecino, cuyos familiares y amistades lo vieron el sábado por última vez.

Viendo que no retornaba y de que no conseguían contactar por teléfono con él, su hermana comunicó la desaparición a la Guardia Civil de Sant Joan d’Alacant, conforme ha informado el instituto armado en un comunicado.

Los agentes comenzaron una pormenorizada batida por la localidad y sus aledaños alrededor de las veinte horas, cuando la Guardia Civil observó desde el helicóptero en una zona escarpada restos de ropa que coincidía con la descripción dada por los familiares. Una vez en el lugar, los agentes llegaron hasta el sitio marcado desde el Servicio Aéreo en la partida Garroferal.

Una vez efectuada la Inspección Técnica Ocular, los agentes de la Policía Judicial de la Guardia Civil de Crevillent encontraron el cuerpo, que fue extraído en camilla y trasladado al Instituto de Medicina Legal de Alicante. Las causas de la muerte no se van a poder determinar hasta el momento en que concluya el examen forense, si bien todo apunta a que no existió participación de terceros, por lo que se trataría de un accidente.

Relacionados  Presunto asesinato machista de una mujer en Alfàs del Pi

Su familia y amigos no sabían nada de él desde el sábado, que fue visto por última vez. Su hermana explicó a los agentes que otras veces se había marchado así, mas que normalmente volvía antes de pasar veinticuatro horas, por ese motivo no habían denunciado antes la desaparición.