Ernest Blanch

Ernest Blanch

Diana Morant acierta al asignar Ideas y Programas al diputado morellano porque en 2019, siendo secretario general provincial, el Partido Socialista, tras veinte años, ganó todas las elecciones.

 

El presidente de los Estados Unidos, Abraham Lincoln, defendía que “una casa dividida en contra de sí misma no puede sostenerse”, una verdad incontestable que ha inspirado a la ministra de Ciencia, Innovación y Universidades, Diana Morant, a la hora de elegir en el congreso de Benicàssim a las y los integrantes de la Comisión Ejecutiva Nacional del PSPV-PSOE.

La nueva secretaria general, conocedora de la enorme dificultad que comporta la tarea de recuperar la Generalitat Valenciana, ha optado por la máxima integración para que no haya corriente, sensibilidad o territorio que puedan sentirse excluidos. ‘La unión hace la fuerza’ frente al tantas veces autodestructivo ‘divide y vencerás’, la mejor manera de dotar de contenido al eslogan de Ací Estem que ha presidido el cónclave del cambio.

El mensaje es claro: nadie sobra en el proceso de construcción de la alternativa socialista que debe permitir en 2027 la recuperación de las políticas de progreso del Consell, con una mujer como presidenta.

Las comarcas de Castellón tampoco son ajenas a la voluntad integradora de Diana Morant, ya que la provincia contará con ocho representantes (el 14,28%) en la nueva ejecutiva, a pesar de que el número de militantes en el conjunto del País Valencià representa menos del 11%. La dirección se compone de 56 personas.

Más allá de las inevitables decepciones personales inherentes a este tipo de procesos, parece que todas las sensibilidades se sienten reconocidas en el nuevo proyecto: la Comisión Ejecutiva Provincial, agrupaciones tan importantes como Castelló, Vila-real o la Vall d’Uixó, y el extenso grupo de Sumen Consens que encabezan Ernest Blanch y María José Salvador, del que forman parte militantes de las ocho comarcas.

Un nombre que brilla con luz propia es el de la alcaldesa de la Vall d’Uixó, Tania Baños, quien asume el cargo de nueva creación de presidenta del Consell d’Alcaldes, adscrito a la Secretaría General. Según el organigrama que Diana Morant sometió a la votación de las delegadas y los delegados, la regidora vallduxense se ha convertido en la número cuatro del PSPV-PSOE por detrás del presidente, la secretaria general y el vicesecretario general, y por delante del secretario de organización. Una decisión lógica en un partido que tradicionalmente forja sus liderazgos en el ámbito del municipalismo, donde Baños es un referente muy destacado. Además, en 2027, cuando concluya su tercer mandato, seguirá siendo joven pero atesorará una dilatadísima experiencia de doce años como primera edila.

No menos destacada resulta la decisión de Morant de confiar la responsabilidad de Ideas y Programas al omnipresente diputado autonómico Ernest Blanch, siempre dispuesto a llevar la voz y la imagen del Partido Socialista a todos los rincones de la provincia y a interlocutar con la sociedad civil.

El nuevo cometido del morellano resulta de lo más apropiado teniendo en cuenta que bajo su mandato como secretario general provincial, después de más de dos décadas de reiteradas derrotas, el PSPV-PSOE consiguió ganar todas las elecciones celebradas en 2019 (municipales, autonómicas, europeas y en dos ocasiones las generales), recuperando incluso la Diputación de Castellón.

La habilidad, eficacia, capacidad de trabajo e hiperactividad de Blanch están fuera de toda duda. Para muestra, el botón del 8 de marzo, cuando participó por la mañana en la manifestación de Castelló, por la tarde-noche en la de Vinaròs, y entre ambos momentos siguió representando a su partido en las fiestas de la Magdalena.

Rafa García. Periodista