Errores de cálculo

No parece que el fuerte de este país sea el cálculo de distancias, años, consecuencias o declaraciones. En la mayoría de las ocasiones en las que un político abre la boca sube el pan.

Entre esto y que nadie vigila al vigilante el cachondeo diario que vivimos nos hace llegar a pensar que estamos en muy malas manos o que la sinrazón se ha apoderado de España.

Los medios de comunicación del régimen siguen llamando violencia de género a todo, incluso, como la pasada semana, al trágico asesinato de un menor a manos de su padre, piden justicia a gritos, yo también, para este caso mientras se tapa, casi ni se comenta el asesinato de otro menor hace un par de semanas. ¿Por qué? Porque el parricida, es esa ocasión, era mujer.

Se ha errado históricamente en el cálculo de las condenas previstas en nuestro código penal. Ha salido de prisión Xavier Ugarte, uno de los secuestradores y autor del asesinato frustrado de José Antonio Ortega Lara. Quiero creer que ni quienes redactaron el artículo del Código Penal por el que fue condenado ni el juez que lo ha soltado sean familiares del burgalés ¿Hubieran actuado de la misma manera?

Debe ser difícil calcular los días, meses y años, quizá hubiera que dar “cursos de calendario” a algunos jueces en cuyos juzgados prescriben sospechosamente delitos cometidos siempre por los mismos.

Posiblemente también habría que dar clases de cálculo al juez que dejó en libertad a un violador asesino para que matara a una mujer a los pocos días de ser liberado. No he deseado mal a nadie en mi vida pero llegas a pensar que aquellos que administran justicia ven los toros desde la barrera sin al parecer preocuparles que pueda pasarle a sus mujeres o hijas ya que habitualmente residen en barrios bien vigilados de vecinos educados y pacíficos. ¿Quién vigila al vigilante?

¿Cómo es posible que se envíen varias patrullas de policía por ruidos en una terraza de un café y se mire para otro lado cuando los asesinos etarras son recibidos como héroes, en flagrante delito de apología del terrorismo, en sus localidades natales al salir de prisión? Ha vuelto a ocurrir, el pasado sábado en la localidad guipuzcoana de Hernani, con José Javier Zabaleta Elósegi, alias “Baldo”, asesino de cuatro guardias civiles y un vecino en un bar de Zarauz en 1980. Ha cumplido 29 de los 100 años a los que fue condenado por ese atentado, 49 por un atentado con coche bomba, en Pamplona el 24 de mayo de 1984, que causó la muerte al capitán de la Guardia Civil Luis Ollo,  33 años por daños graves en un cuartel de la Policía Nacional en San Sebastián y 8 años por asociación de malhechores. Ha cumplido 29 de los 190 a los que estaba condenado.

Los que no cometemos errores de cálculo tenemos derecho a pensar que ha cumplido condena por el asesinato del primer guardia civil, la muerte de los otros tres, la del vecino y la del Capitán Ollo le han salido gratis ¿O he hecho mal la cuenta?

Nuestros políticos electos debieran hacer un receso en la dedicación a subirse los sueldos y cambiar con urgencia nuestro Código Penal y el reglamento por el que se rige el Consejo General del Poder Judicial. Este último e importantísimo organismo debiera velar, además de por la independencia de los jueces, porque hicieran bien su trabajo.

En la reciente sesión de investidura del candidato “Iluminado II” Sánchez, separatistas, filoetarras, comunistas, socialistas y el propio candidato cometieron enormes errores de cálculo y miren que utilizaron cientos de combinaciones de sillones, ministerios, secretarías generales y vicepresidencias. Tal fue su inutilidad en el cálculo que no pudieron igualar la ecuación de gobierno.

Ahora, “Iluminado II” Sánchez pide sentido de Estado a Cs y PP por la mañana para por la tarde pactar con Bildu y arrebatar el Gobierno de Navarra a los que ha pedido ayuda. Tengo duda de si esto es error de cálculo, cara dura o gilipollez.

A nivel más anecdótico pero más cercano, también en el Grupo Municipal Popular y en el Grupo Municipal de Ciudadanos necesitan un metro. Todo apunta a que han cometido un error de cálculo a la hora de valorar la paciencia de nuestra alcaldesa, Amparo Marco, y sus socios de Gobierno. La generosa oferta retributiva con la que contaban los concejales de la oposición puede verse bastante mermada en el próximo pleno después del “rifirrafe” vivido en el anterior, hoy lo sabremos.. Alguien, sin duda, ha medido mal sus fuerzas y las consecuencias del error.

Deja un comentario