España: “La residencia pública para la tercera edad acumula 6 años de retraso”

"Atender a nuestros mayores tampoco es una prioridad para Marco”

La concejala del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Castellón, María España, lamenta que el 2021 haya empezado con la misma falta de plazas residenciales públicas para mayores que la que había en 2020, “porque la inversión de las administraciones públicas en geriátricos ha sido cero en seis años. Desde que en 2015 la vicepresidenta de la Generalitat, Mónica Oltra, y la alcaldesa de Castellón, Amparo Marco se hicieron la foto anunciando una nueva residencia para la capital, el enfrentamiento político entre Compromís y PSOE, ha ido retrasando el proyecto sin saber a día de hoy cuándo será una realidad”, explica.

“Este servicio a nuestros mayores tampoco está entre las prioridades de la alcaldesa, que ha tenido seis años para hacer realidad, al menos, una de sus promesas, pero la realidad demuestra que no ha sido así. Castellón sigue estando muy lejos de la ratio recomendada por la Organización Mundial de la Salud en lo que respecta a plazas residenciales públicas. Este déficit lo están supliendo las residencias privadas nuevas que se han instalado en nuestra ciudad, mientras que el equipo de gobierno permanece callado. A la hora de subir impuestos no les tiembla el pulso, sin embargo, tampoco vemos que se traduzca en mejores servicios para la ciudadanía”, añade María España. 

La concejala del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Castellón, María España, lamenta que el 2021 haya empezado con la misma falta de plazas residenciales públicas para mayores que la que había en 2020, “porque la inversión de las administraciones públicas en geriátricos ha sido cero en seis años. Desde que en 2015 la vicepresidenta de la Generalitat, Mónica Oltra, y la alcaldesa de Castellón, Amparo Marco, se hicieron la foto anunciando una nueva residencia para la capital, el enfrentamiento político entre Compromís y PSOE, ha ido retrasando el proyecto sin saber a día de hoy cuándo será una realidad”, explica.

El gran proyecto social, anunciado a bombo y platillo en 2015, en la anterior legislatura, sigue sin fijar plazos de construcción. El único paso dado ha sido la aprobación de cesión del solar que permitirá a la Generalitat Valenciana iniciar los trámites para construir una nueva residencia pública para mayores en Castellón. Fue en el pleno del pasado 9 de julio cuando, a raíz de una moción del PP, los cinco partidos políticos con representación municipal alcanzaron un acuerdo para ceder al Consell una parcela de terreno calificado como dotacional sanitario/asistencial, que se ubica en la calle Onda de la ciudad. ”Esperamos que el inicio de las obras no se demore otros cinco años”,señala España.

La concejala popular, María España, reprocha al gobierno municipal que sus continuos enfrentamientos, entre PSOE y Compromís, sean el motivo de este retraso. “Cuando hay voluntad política, no se prioriza las siglas y se trabaja por el bien común, todo fluye mucho más rápido”, asevera.

 Y es que, “a la vista de los ‘no hechos’, todo apunta a que este servicio a nuestros mayores tampoco está entre las prioridades de la alcaldesa, que ha tenido cinco años para hacer realidad, al menos una de sus promesas. Castellón sigue estando muy lejos de la ratio recomendada por la Organización Mundial de la Salud en lo que respecta a plazas residenciales públicas. Este déficit lo están supliendo las residencias privadas nuevas que se han instalado en nuestra ciudad, mientras el equipo de gobierno permanece callado. A la hora de subir impuestos no les tiembla el pulso, sin embargo, tampoco vemos que se traduzca en mejores servicios para la ciudadanía”, añade María España.

La iniciativa privada en materia de residencias de la tercera edad ha ido ganando terreno desde que arrancó la legislatura y ya ha impulsado dos centros. Por un lado la creación de la residencia privada a cargo de Residencial Senior 2000, que ya está en funcionamiento en la calle Juan Bautista Palomo Martí, y la puesta en marcha de otro a cargo de Thor Private Equity Spain, que ha iniciado los trámites para abrir sus puertas en la avenida Barcelona y cuya solicitud de licencia urbanística que fue firmado por el equipo de gobierno el pasado mes de julio.

“El gobierno que lidera Amparo Marco, que dice ser el gobierno de las personas y presume de defender los servicios públicos, no lo está demostrando. Las buenas palabras y la propaganda no solucionan los problemas de los castellonenses, las inversiones y el compromiso real sí”, añade España. No hay que olvidar que en estos momentos, la población mayor de 65 años en nuestra ciudad es de 30.651 personas y la necesidad de plazas, según la OMS, se sitúa en 1.533 frente a las 776 de que dispone en estos momentos Castellón.

Deja un comentario