Fabregat pide al gobierno municipal que explique si va a dar soluciones efectivas a las personas que siguen reclamando una vivienda

La concejala popular, Susana Fabregat, muestra su preocupación ante el último caso de desahucio en la ciudad de Castellón, el pasado 9 de enero en la calle Useras, y pide conocer las medidas que se van a adoptar para cumplir la promesa que este gobierno municipal hizo a la hora de ofrecer soluciones habitacionales para todos, que hasta ahora no han cumplido

“Hace ya cinco años que la alcaldesa de Castellón anunció que se aprobaría un protocolo de actuaciones para que no se desahucie nadie en esta ciudad, pero la vista está que este problema social sigue. Este vecino es la última evidencia de que las políticas sociales no avanzan después de años de promesas continuadas después de que la alcaldesa asegurara en 2015 que Castellón había sido la primera ciudad española en cerrar el círculo de los desahucios”, señala

 La concejala del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Castellón, Susana Fabregat, se ha hecho eco del último desahucio en la ciudad de Castellón, llevado cabo el pasado de enero en la calle Useras, donde un vecino su mujer, enferma de cáncer, fueron desahuciados por no poder hacer frente al pago del alquiler. este respecto, la edil popular ha pedido explicaciones al gobierno municipal en la última sesión plenaria, celebrada el pasado 30 de enero. “Exigimos que la alcaldesa se pronuncie explique qué medidas se van adoptar para cumplir la promesa que hicieron todos los castellonenses la hora de ofrecer soluciones habitacionales para todos, ya que hasta ahora no se ha cumplido”, señala.

 

“Hace ya cinco años que la alcaldesa de Castellón anunció que se aprobaría un protocolo de actuaciones para que no se desahucie nadie en esta ciudad, pero la vista está que este problema social sigue existiendo. Este vecino, que ha hecho pública su situación su malestar con el gobierno municipal en los medios de comunicación, es la última evidencia de que las políticas sociales no avanzan después de cinco años de promesas continuadas después de que la alcaldesa asegurara en 2015 que Castellón había sido la primera ciudad española en cerrar el círculo de los desahucios”, recuerda Fabregat.

En este sentido, lamenta que las políticas de vivienda sigan sin dar soluciones las personas más vulnerables. Cabe recordar que, recientemente por tercera vez, ha vuelto quedar desierto el concurso para la ampliación del parque de viviendas sociales. Castellón mantiene el mismo número de viviendas sociales, 217, que dejó el Partido Popular cuando terminó en su responsabilidad de gobierno, mientras siguen existiendo centenares de familias que figuran como demandantes de pisos sociales en la ciudad.

“El gobierno municipal de PSOE, Compromís Unidas Podemos, el mismo que prometía salvar personas, no ha ejecutado ningún plan de vivienda, tampoco ha sido capaz de aumentar el número de pisos sociales no ha ejecutado nada de un presupuesto de 1,8 millones de euros en materia de vivienda social”, apunta Susana Fabregat. 

Para los populares la concejala de vivienda sigue viviendo en una “contradicción permanente” ya que ha pasado de ser la gran defensora del movimiento  antidesahucios –siendo hasta hace poco la portavoz de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca-, anunciar soluciones para todas esas familias que no es capaz de proporcionar.

Deja un comentario