FAMPA Castelló defiende la educación presencial y valora el esfuerzo de toda la comunidad educativa

FAMPA Castelló Penyagolosa apoya la presencialidad como garantía de igualdad de oportunidades para toda la población escolar y subraya la importancia de seguir todas las normas y protocolos de las autoridades sanitarias para garantizar una vuelta a las aulas segura.

Así lo ha manifestado este miércoles en la rueda de prensa que la entidad ha ofrecido con motivo del inicio de curso el próximo día 7 de septiembre. Además, la federación, en la que están representadas más de 220 AMPA de toda la provincia, ha valorado positivamente la colaboración de todos los agentes de la comunidad educativa y ha reivindicado la creación de la figura del enfermero o enfermera escolar como personal sanitario experto que supervise el día a día en los centros.

El curso 2020-2021 está marcado por una vuelta a las aulas totalmente condicionada por la pandemia de la COVID-19. Una nueva realidad a la que se han tenido que adaptar el sistema y la comunidad educativa. Por eso, FAMPA Castelló ha puesto de manifiesto la cooperación y la suma de esfuerzos de todos los agentes y la administración con la puesta en marcha de espacios como el Foro Valenciano de la Educación, donde se ha intentado escuchar todas las voces para diseñar una vuelta a las aulas consensuada y segura. En este sentido, la entidad ha destacado la dotación extraordinaria de más de 200 millones de euros para contratar 3.400 docentes. Un hecho que, junto a otras medidas, evidencia que la educación pública es una prioridad.

Volver a los centros ha sido una de las reivindicaciones de FAMPA durante estos meses ya que, tal y como recogió en la encuesta que lanzó durante el confinamiento, es la única forma de poner fin a la brecha digital, garantizar la igualdad de oportunidades y la conciliación familiar. Por este motivo, la federación se ha mostrado satisfecha con la vuelta a las aulas la próxima semana.

Conscientes de la importancia de la seguridad sanitaria, desde FAMPA ponen de manifiesto la importancia de seguir todas las medidas de las autoridades sanitarias, que pasan a formar parte del día a día de los centros, para evitar los contagios y garantizar la máxima presencia y seguridad en las aulas. Por ello, creen que hay que transformar el miedo o la preocupación en prudencia, máxima higiene y responsabilidad familiar para luchar contra la COVID-19 y su propagación en el ámbito escolar. En este sentido, también reivindican la figura del enfermero o enfermera escolar, una petición histórica que en este contexto cobra aún más sentido.

Por otra parte, la federación ha reconocido que, desde el confinamiento, el sistema educativo público valenciano, ha empezado una nueva etapa con un cambio de paradigma y de metodologías. Por eso, remarca que hay continuar trabajando, formándose y aplicando las nuevas tecnologías en las aulas y en casa.

FAMPA Castelló también ha querido poner de manifiesto otras cuestiones que van más allá de la pandemia pero que considera una necesidad. Entre ellas destaca el plan del multilingüismo. La entidad considera que impartir enseñanza en tres idiomas es positivo y pide que su aplicación no se demore y se implante como estaba previsto.

Además, se ha referido a la escuela rural como un agente fundamental para la estructura del territorio y destaca que, aunque haya unidades escolares con poco alumnado, es necesario su mantenimiento y refuerzo. Finalmente, la entidad ha pedido revisar los conciertos educativos y ha puesto en valor la participación de las familias, un actor que ha sido aún más esencial durante los meses de educación online.

Deja un comentario