FAMPA destaca la presencialidad y defiende la bajada de ratios en las aulas para este curso

FAMPA Castellón Penyagolosa destaca la presencialidad como garantía de igualdad de oportunidades para toda la población escolar y subraya la importancia de seguir las normas y protocolos de las autoridades sanitarias para este nuevo curso escolar.

Tras finalizar el primer año de covid-19 en el ámbito escolar de forma “satisfactoria” desde FAMPA Castellón valoramos la necesidad de adaptar nuevas medidas para volver, poco a poco y dentro de la normativa sanitaria, a la normalidad en las aulas.

En este sentido, la reincoporación de los especialistas en las aulas de infantil y primaria. El nuevo decreto de orientación supone que los profesionales trabajen en el centro con dedicación completa y se puedan desarrollar prácticas inclusivas y mejorar el servicio y la coordinación con los equipos docentes, directivos y familias.

En  cuanto a la bajada de ratios y de normas, la Conselleria de Educación ha conseguido la bajada de las ratios en 8 municipios de Castellón para educación infantil de 3 años. El máximo de alumnos por clase en infantil de tres años está fijado en 25, pero en algunos municipios se ha bajado a 23 o a 20 alumnos por aula.

Con esta medida se permite mantener para el próximo curso 117 unidades educativas de infantil en los municipios donde ha hecho la bajada de ratios generalizada, lo que permite que haya menos alumnos por aula y facilita una mejor calidad educativa.

Desde FAMPA Castelló valoramos positivamente cómo la educación pública se ha adaptado al contexto COVID-19 con la suma de todos los esfuerzos de la comunidad educativa y de la administración valenciana. “Reconocemos también el trabajo realizado por todos los sectores de la comunidad educativa en el Foro Valenciano de la Educación”, ha reivindicado el presidente de la Fampa, Pep Albiol.

Conscientes de la importancia de la seguridad sanitaria, desde FAMPA ponemos de manifiesto la importancia de seguir todas las medidas de las autoridades sanitarias, que pasan a formar parte del día a día de los centros, para evitar los contagios y garantizar la máxima presencialidad y seguridad en las aulas.

En este sentido, también se reivindica la figura del enfermero o enfermera escolar, una petición histórica que en este contexto cobra aún más sentido.

Fampa Castellón también ha puesto en manifiesto la necesidad de que haya estabilidad en las plantillas para consolidar los proyectos educativos y aportar una mayor calidad educativa en el seguimiento y evolución del alumnado a lo largo de las diferentes etapas de escolarización.

ESCUELAS RURALES

Desde las escuelas rurales, se ha reivindicado algunas de las desigualdades que viven los centros educativos de este ámbito ahora y antes de la pandemia. Entre ellas, la falta de especialistas que atiendan al alumnado con necesidades específicas y la movilidad excesiva del profesorado, que no permite su consolidación y continuidad en los centros, lo que continua siendo un problema en los colegios mas pequeños del interior.

También, la importancia de la Escola matinera y vespranera, ya que son muchos los padres que necesitan ir a trabajar temprano y no tienen posibilidad de dejar a los niños y niñas en el centro educativo antes. En este sentido, seria interesante que se aprobaran incentivos para poder realizar esta actividad.

Lo mismo ocurre con las extraescolares, ya que han reivindicado que es necesario articular un sistema que permita realizar actividades de calidad, en condiciones de igualdad con las áreas urbanas. La escasez del alumnado en pueblos de interior no permite que se puedan programar actividades porque no resulta rentables para las empresas, y al final es inviable su realización.

CENTROS EDUCACIÓN ESPECIAL

Para los centros de educación especial, el nuevo curso académico comienza con el nacimiento de las Unidades Especializadas de Orientación (UEO), frente a la desaparición de Los Servicios Psicopedagódicos Escolares: “estaremos atentos a su funcionamiento”, han manifestado.

“Agradecemos la colaboración del ayuntamiento durante los últimos años con el centro, siempre hemos trabajado en buena sintonía, construcción de bar, cocina para los cursos de PQFB, con lo que el alumnado podrá aprender y desarrollar sus habilidades, pero no dejaremos de solicitarle que se reduzcan más las ratios para las extraescolares”, han expresado.

“Desde el respeto a todas la opciones y opiniones, seguiremos defendiendo los Centros de Educación Especial , creemos necesarios y agradecemos al equipo docente que demuestra cada día que se puede integrar con proyectos comunes, como ejemplo el proyecto POTS que demuestra que no es necesario compartir techo para poder compartir proyectos, conocerse y respetarse”, han continuado.

Pero si hay algo que les preocupa y ocupa, es qué sucede cuando uno de sus alumnos finaliza su etapa escolar. “La falta de previsión de plazas en Centros de Día y Residencias y la falta de plazas en los Centros Ocupacionales que, por lo general, se encuentran fuera de la ciudad, no son lo más adecuado para la integración de las personas con discapacidad” han reivindicado desde las escuelas especiales.

“Si hablamos de Trabajos, para lo que los alumnos de FPQB se preparan con ilusión, nos encontramos con muros casi infranqueables, que se deben ir tirando, ya que la Discapacidad Intelectual suele ser la mas perjudicada en este ámbito. Aquí debemos hacer un esfuerzo todos, administración y sociedad en conjunto, ya que el objetivo de todos los jóvenes es trabajar cuando finalizan sus estudios”, han finalizado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *