FC Zenit: Anhelo ruso por reinar en Europa

Los celestes aspiran a repetir el título europeo que lograron en la Copa de la UEFA 2007-08

 

El FC Zenit se ha convertido en poco más de una década en el rival a batir del fútbol ruso. El combinado petersburgués cuenta con un brillante palmarés en el que relucen cuatro ligas y tres copas rusas, además de una Copa de la UEFA y una Supercopa de Europa, ambas levantadas en 2008. Más de diez campañas después de su mayor logro deportivo, el equipo de los zares sueña con repetir la gesta de ganar en Europa.

Fundado en 1925, en sus orígenes, la entidad rusa estuvo vinculada a la industria armamentística nacional. Durante las primeras décadas de su historia levantó la Copa de la Unión Soviética (1944) y la Liga de la URSS (1984). No obstante, su época dorada no llegó hasta entrado el siglo XXI, cuando, en diciembre de 2005, la empresa estatal Gazprom adquirió la mayor parte de las acciones del club celeste.

Desde entonces, el club ha seguido una ostentosa política de fichajes que ha acabado con cracks de talla mundial como Hulk, Witsel o Bruno Alves defendiendo la elástica celeste. Formando equipos altamente competitivos temporada tras temporada, se han confirmado como un rival habitual en competiciones europeas.

El FC Zenit guarda una intensa rivalidad con los tres principales conjuntos moscovitas, el Spartak de Moscú, el CSKA de Moscú y el Dynamo de Moscú. Conocidos popularmente como ‘los derbis de las dos capitales’, la tensión en los encuentros entre el Zenit y los combinados capitalinos responde a la rivalidad histórica existente entre ambas ciudades en la lucha por la hegemonía del país eslavo.

El Zenit incorpora refuerzos a un bloque ya competitivo

El FC Zenit afronta la fase de eliminatorias de la UEFA Europa League con importantes refuerzos invernales. El conjunto ruso ha paliado la marcha de Leandro Paredes al PSG con la llegada de hombres importantes como el defensa Yaroslav Rakytskyi, el centrocampista Wilmar Barrios o el delantero Sardar Azmoun, que se unen a un plantel que ya contaba con estrellas como Dzyuba, Marchisio o Ivanovic.

El combinado petersburgués se clasificó a octavos de final de la UEFA Europa League eliminando al Fenerbahçe (1-0 y 3-1). El único precedente entre el Villarreal y el FC Zenit se remonta a la ronda de dieciseisavos de final de la Copa de la UEFA 2007-2008. El partido de ida, en tierras rusas se saldó 1-0 a favor de los locales con gol de Pogrebnyak. En el duelo de vuelta, en el antiguo El Madrigal, el Villarreal venció por 2-1 al Zenit. Los goles ‘groguets’ llevaron la firma de Guille Franco y Tomasson, mientras que el tanto ruso lo firmó Pogrebnyak.

Asimismo, el Villarreal es uno de los tres equipos que, tras completar la fase de grupos y la ronda de dieciseisavos de la Europa League, mantiene la condición de invicto en la segunda competición continental, junto al Eintracht Frankfurt y al Chelsea.

Lujo y exclusividad en el San Petersburgo Estadio

El San Petersburgo Estadio, también conocido como Estadio Krestovsky o Gazprom Arena, es uno de los feudos más caros y vanguardistas de la historia del fútbol. Tras más de diez años de construcción, el coliseo del FC Zenit fue inaugurado en 2017, siendo sede del Mundial de Rusia 2018 y de la Copa Confederaciones 2017.

Este coliseo con capacidad para alrededor de 70.000 espectadores es un estadio de máxima categoría de la UEFA y cuenta con techo retráctil. Antes de mudarse al Estadio San Petersburgo, el cuadro ruso actuaba como local en el Estadio Petrovsky, donde jugó el Submarino su único encuentro oficial ante el FC Zenit en tierras rusas.

Deja un comentario