Feijóo defiende un gobierno ‘popular’ para la Comunitat Valenciana y el PSPV critica que reivindique el «oscuro pasado» del PP

Feijóo ha dicho que "el Gobierno piensa que Catalunya tiene la llave de la gobernabilidad en España y que si se abre el discute solicitará cosas que no se le pueden dar por lo que optan por "no abrir el melón" si bien ello suponga "dañar a Valencia y Murcia".

 

El secretario de Organización del PSPV, José Muñoz, ha tildado de «vergonzoso» que «exactamente la misma semana que solicitan diecinueve años de cárcel para Zaplana«, el líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, «venga a la Comunitat Valenciana a reivindicar que vuelva ese oscuro pasado».

Así ha valorado la visita de Feijóo a València, donde ha sostenido que la Comunitat «ya no es lo que era» y que los asociados de gobierno de los socialistas (Compromís y UP) no son «lo mejor para esta tierra». Hace algunos días, Fiscalía Anticorrupción pidió diecinueve años de cárcel para el expresidente de la Generalitat y exministro de Trabajo con el PP, Eduardo Zaplana, en el marco del ‘caso Erial‘ donde se estudia el presunto cobro de más de diez millones en comisiones derivadas de concesiones de ITV y parques eólicos.

Es un insulto a los valencianos y valencianas que han recuperado el prestigio de nuestra tierra tras los años de corrupción del PP.

Ha afirmado el asimismo portavoz de Hacienda del PSPV en Les Corts, para resaltar que la Comunitat es la segunda autonomía que más ha visto aumentados sus recursos con la reforma de la financiación del dos mil nueve.

Mientras ha criticado que «el PP trató de acrecentar aún más» la infrafinanciación valenciana, aparte de repetir que el Consell «proseguirá reclamando un modelo de financiación justo esté quién esté en el Gobierno, como ha hecho siempre y en todo momento».

Ha protegido «la apuesta sin precedentes para asistir a las clases medias, familias y trabajadores dado este escenario complejo» y ha reprochado a Feijóo que «el auténtico averno fiscal al que se refiere es tener que arruinarse e hipotecarse para toda la vida para curarse de un cáncer, algo que no ocurre en la Comunitat«.

El Consell de Ximo Puig calma a las clases medias valencianas mientras que el único anuncio del PP se restringe a bajadas de impuestos extendidas para quienes menos lo necesitan: los ricos.

Ha afirmado.

Por todo ello, el socialista ha garantizado,

En su partido no aceptarán ninguna lección por la parte de un PP que ahogó a la Comunitat mediante la corrupción, el despilfarro y malas prácticas políticas que han acabado en los tribunales. Los valencianos y las valencianas no tienen ninguna duda: frente al intento del PP de retornar al pasado más rancio, las políticas progresistas, trasversales y de avance social del Consell de Puig.

Ha zanjado el socialista.

Por su parte, el presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, además ha considerado «completamente objetiva» la necesidad de «ajustar» el sistema de financiación y «subir» la cantidad que reciben la Comunidad Valenciana y Murcia, y ha aseverado,

La Comunitad Valenciana es, se mire como se mire, la peor financiada así como Murcia.

Así lo ha indicado el líder de los ‘populares’ en su visita a la Comunitat (Valencia y Castellón) donde ha criticado que el presente modelo es «el que aprobó el Partido Socialista con el tripartito catalán en dos mil nueve» si bien ha aceptado que el PP «no lo cambió». No obstante, ha señalado que en dos mil once decidieron «ayudar a poder abonar las facturas en los cajones» de las comunidades autónomas.

Feijóo ha considerado que el sistema de financiación debe contestar al «costo efectivo de los servicios públicos» y ha incidido en los factores de edad y dispersión de la población en el momento de calcular el costo de la sanidad, educación y servicios sociales.

Además de esto, se ha preguntado por qué un gobierno valenciano y estatal regido por exactamente el mismo partido no ha alterado el sistema, y ha considerado que quizás, si se abre el discute, Catalunya solicite un «concierto» como el vasco.

Así, ha indicado que «el Gobierno piensa que Catalunya tiene la llave de la gobernabilidad en España» y que si se abre el discute «solicitará cosas que no se le pueden dar», por lo que optan por «no abrir el melón«, si bien ello suponga «dañar a Valencia y Murcia«.

Asimismo se ha planteado que si fuera valenciano «llevaría a la mesa para la negociación» la deuda generada desde la infrafinanciación. Además de esto, ha apostado por «recomponer el equilibrio de la financiación en España» e «acrecentar la financiación ‘per capita’ y por costo de servicio ajustado» para la Comunidad Valenciana.