Fin de semana con temperaturas de hasta 44 grados

Salvo en la costa mediterránea, los valores seguirán subiendo los próximos días.

 

Entre el domingo día 12 y el lunes día 13, la situación podría agravarse. Tras vivir el mes de mayo más caluroso de la serie histórica que arranca en 1961, la primera quincena de junio parece que mantiene la apuesta y no sería extraño que, vista la previsión, acabe del mismo modo en el primer  puesto en lo que a elevadas temperaturas se refiere en una gran parte de España, tal como asevera José Antonio Maldonado, director de meteorología de Meteored.

Previsión de José Antonio Maldonado, directivo de meteorología de Meteored 

Hoy viernes, por la mañana, el cielo va a estar nublado en las cercanías del Cantábrico y en el norte de Galicia, si bien se irá despejando. El resto de zonas presentará grandes claros salvo en puntos de montaña, donde por la tarde va a haber posibilidad de tormentas. Las temperaturas irán en alza en todo el territorio, salvo en la costa mediterránea. En provincias como Badajoz, Córdoba y Sevilla podrían llegar a los cuarenta grados.

Fin de semana de Canícula

A lo largo del sábado se van a poder registrar lluvias ligeras en el norte de Galicia y Asturias, extendiéndose las nubes a otras zonas de la vertiente cantábrica. En el resto de la Península, tras una mañana de cielos despejados, por la tarde se van a ir desarrollando nubes en el interior que podrían dar paso a alguna llovizna tormentosa en zonas de montaña.

Las temperaturas seguirán en ascenso, salvo en las zonas cantábricas donde permanecerán similares. Los valores podrían exceder los cuarenta grados en el valle del Guadalquivir y el sur de Extremadura.

Entre el domingo día 12 y el lunes día 13, la situación podría agravarse. Las temperaturas van a ir en incremento en todas y cada una de las capas de la troposfera, dejando un territorio afectado por los cuarenta grados poco a poco más amplio. En ciertas ciudades del suroeste peninsular se podría llegar a los 44 grados , como Sevilla o Córdoba. Días después estos registros extremos aún podrían subir más, si bien esto último aún está por ver.