Firmada la ‘Declaración de Barcelona’ para el impulso de la vivienda cooperativa en cesión de uso

La primera ley en España sobre viviendas colaborativas en nuestros días está en tramitación en Les Corts Valencianes.

 

La Conselleria de Vivienda ha firmado la Declaración de Barcelona para el impulso de la vivienda cooperativa en cesión de uso, conforme ha informado la Generalitat en un comunicado. Con la firma de esta declaración, las administraciones adheridas se comprometen a propagar y poner en valor la vivienda cooperativa en cesión de uso y desarrollar políticas públicas para su promuevo como son los programas de ayudas y garantías, modificaciones legales o bonificaciones fiscales.

La directora general de Vivienda, Elena Azcárraga, en representación de la Vicepresidencia Segunda y Conselleria de Vivienda y Arquitectura Bioclimática de la Generalitat valenciana, ha sido la responsable de firmar la Declaración de Barcelona.

La firma se ha celebrado en el fórum festejado en esa urbe organizado por la Red de Redes de Economía Opción alternativa y Solidaria (REAS) y la Xarxa d’Economia Solidària de Catalunya (XES), ha precisado la administración autonómica.

También, ha comentado que este encuentro ha reunido a agentes implicados en la consolidación de la vivienda cooperativa en cesión de uso como una vía para asegurar el derecho a la vivienda, como son los representantes de administraciones de escala estatal, autonómica y local, a personal técnico y de las comunidades que hacen proyectos cooperativos.

Elena Azcárraga ha asistido a las sesiones programadas así como Vicente Diego, presidente de la Federación de Cooperativas de Viviendas y Rehabilitación de la Comunidad Valenciana (FECOVI), y ha firmado la Declaración de Barcelona al lado de la primera edila de la capital catalana, Ada Colau; el conseller de Territori de la Generalitat de Catalunya, Juli Férnàndez i Olivares, y otros de representantes de los gobiernos autonómicos de País Vasco, Baleares y Canarias.

La firma, ha expuesto la directora general,

Supone un compromiso del Gobierno valenciano al impulso de un modelo de residencia emergente que puede contribuir a acrecentar el parque de vivienda accesible a medio y a largo plazo, logrando un impacto social fundamental.

La responsable autonómica ha explicado que la Conselleria de Residencia trabaja en este sentido en diferentes líneas como la normativa y el desarrollo de programas de ayudas y financiación. A su vez, ha señalado el impulso a la primera ley en España sobre viviendas colaborativas, en nuestros días en tramitación en Les Corts Valencianes.

Esta regla pretende ser el comienzo de «reconocimiento del derecho público autonómico para este modelo residencial, por el que ya han recorrido ciertas experiencias europeas y asimismo ciertas españolas ya afianzadas», ha apuntado.

Azcárraga ha manifestado que el presente instante social y económico requiere actuaciones acordes con el cambio de paradigma y la reorientación del modelo productivo, algo que supone, «en materia de acceso a la vivienda, respaldar modelos residenciales que van más allá de producir vivienda accesible».

La residencia cooperativa en cesión de uso fomenta el hábitat colaborativo con la pertenencia a una comunidad y una administración democrática que decide sobre su estilo de vida, sostiene la propiedad colectiva desterrando el factor especulativo y está comprometida con la transición ecológica y descarbonización de la edificación.

Conforme ha agregado.

USO INDIVIDUAL Y ESPACIOS COMUNES

La vivienda colaborativa combina el uso individual con espacios comunes y compartidos donde pueden prestarse servicios a la comunidad y abrirse al distrito allá donde se ubique la edificación, ha apostillado la Generalitat, que ha asegurado que se trata de un modelo que favorece las relaciones intergeneracionales y el envejecimiento activo de las personas mayores como una modalidad opción alternativa a las viviendas.