Garrido reforzará las inversiones en la compra de vivienda social y en rehabilitación para estimular la economía y ayudar a los más vulnerables

La Concejalía de Vivienda prevé ampliar el parque público de alquiler social e impulsar reformas en los pisos municipales

La Concejalía de Vivienda del Ayuntamiento de Castellón reforzará las inversiones en la compra de vivienda para alquiler social y en la rehabilitación de los pisos municipales para estimular la economía y garantizar el derecho a la vivienda. El departamento de María Jesús Garrido ha elaborado un plan de actuación para hacer frente a las nuevas circunstancias derivadas de la emergencia sanitaria reajustando las partidas previstas en el presupuesto municipal.

La concejala de Vivienda, María Jesús Garrido, destaca que han adaptado el presupuesto del área siguiendo la reestructuración de los programas departamentales de las diferentes concejalías “al nuevo contexto de excepcionalidad y emergencia derivados de la crisis sanitaria” . Resalta que el objetivo “es apoyar a pymes y autónomos con un plan de inversiones de estímulo económico y garantizando derechos sociales para el conjunto de la población”. Garrido destaca que la Concejalía dispone de inicio de un presupuesto de 2,1 millones, de los que cerca del 90 % los quiere destinar directamente a empresas y familias “mediante las ayudas sociales al alquiler y la inversión pública en compra de vivienda”.

El grueso del presupuesto (1,8 millones) se dirigirá a la compra de vivienda para incrementar el parque municipal de vivienda social y a la rehabilitación de los pisos municipales “inyectado de esta forma liquidez en el tejido empresarial local de reformas y rehabilitación. Concretamente, un millón será para compra de vivienda y 800.000 para la rehabilitación de viviendas sociales.

También ha previsto incrementar la bolsa de alquiler social con incentivos a los propietarios y potenciar la difusión de las ayudas de alquiler de la Generalitat.

La Concejalía reforzará el convenio firmado con el Colegio de Abogados para asesorar en los procesos de moratoria hipotecaria y medidas de alquiler aprobadas por el Gobierno, así como la mediación y en campañas informativas.

Garrido seguirá adelante este año con la contratación de una asistencia técnica para la elaboración de un plan estratégico que diagnostique la situación y las necesidades de vivienda, con un presupuesto de 50.000 euros, así como la contratación, por 60.000 euros, de un servicio de gestión integral de las 221 viviendas municipales para mejorar su mantenimiento y funcionamiento.

Deja un comentario