GECEN alega contra la macroplanta solar Valentía F19 por ‘los daños que ocasionará al aguilucho cenizo’ en Les Useres (Castellón)

GECEN alega contra la macroplanta solar Valentía F19 por ‘los daños que ocasionará al aguilucho cenizo’ en Les Useres (Castellón)

GECEN: "El impacto en la fauna no es la única alteración medioambiental "grave" pues la totalidad de la superficie ocupada por este proyecto se encuentra en suelos de interés para la recarga de acuíferos, como se puede observar en el visor cartográfico de la Generalitat Valenciana.

 

El grupo ecologista GECEN presentó esta mañana una protesta contra el proyecto de la macroplanta solar Valentia F19, que se pretende desarrollar en el municipio de les Useres (Castellón), abarcando una extensión de 350 hectáreas dedicadas al cultivo de cereales, viñedos, olivos, almendros y algarrobos, debido a los posibles daños que ocasionaría al hábitat del aguilucho cenizo.

El representante del grupo ecologista, Paco González, estuvo acompañado por miembros de la asociación Defensem les Nostres Arrels, que se ha formado para canalizar todas las acciones sociales en contra de este proyecto en les Useres. Además, contaron con la presencia del biólogo holandés Maarten Platteeuw, quien ha estado realizando un seguimiento de esta ave en la zona afectada por el macroproyecto desde 2011.

Platteeuw ha registrado, en observaciones esporádicas y no sistemáticas realizadas entre 2019 y 2022, un total de 27 avistamientos que corresponden a al menos 28 ejemplares de aguilucho cenizo. De estos, 19 eran machos adultos, 1 era un macho de segundo año, 6 eran hembras adultas y 1 no pudo ser identificado. Durante una observación realizada el 20 de junio de 2021, se pudo avistar a un macho adulto en Les Useres portando presas, lo que según GECEN suele ser un indicio de reproducción cercana.

La estrategia de conservación de aves amenazadas ligadas a medios agro-esteparios en España, aprobada en 2022, se aplica en los territorios donde estas especies están presentes, durante todas las etapas de su ciclo de vida.

Las amenazas para estas especies incluyen una amplia variedad de factores que afectan negativamente tanto al hábitat de las especies debido a la pérdida o alteración del mismo, como a las poblaciones, generando impactos y mortalidad no natural de individuos, así como la pérdida de productividad debido a las actividades humanas en el medio natural. Según esta estrategia, una de las principales amenazas para el aguilucho cenizo es la instalación de plantas fotovoltaicas o eólicas.

Señala la asociación ecologista.

Relacionados  Izada de la Bandera Azul en la Playa 'Les Marines' de Nules (Castellón): un reconocimiento a su calidad y conservación

Según Gecen, la zona donde se planea instalar el macroproyecto energético también alberga a otras especies protegidas por la Conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica, según lo establecido en la Orden 2/2022, de 16 de febrero.

Estas especies incluyen mamíferos amenazados como el tejón (Meles meles), la gineta (Genetta genetta) y la garduña (Martes foina). Todos estos animales han sido captados por residentes locales a través de cámaras fototrampeo que algunos utilizan para identificar las señales que se encuentran alrededor de sus hogares.

Infiltración en los acuíferos

GECEN ha destacado que el impacto en la fauna no es la única alteración medioambiental «grave» que resultaría de la implementación del megaproyecto.

La totalidad de la superficie ocupada por este proyecto se encuentra en suelos de interés para la recarga de acuíferos, como se puede observar en el visor cartográfico de la Generalitat Valenciana.

«La impermeabilización del suelo mediante la instalación de paneles y otros componentes de infraestructura altera directamente el flujo del agua de lluvia y su infiltración en el suelo. Además, la construcción de este tipo de macroplantas solares implica el uso de maquinaria pesada y vehículos que circularán por el área del proyecto, lo que resulta en una compactación del suelo y una reducción de su porosidad y capacidad de retención de agua», concluyó GECEN.