Generalitat instala en los juzgados de la Comunitat un sistema que permite transcribir el audio en texto

Se integrará en el sistema de administración procesal Just@cv, sin que sea preciso el uso de visores externos para acceder a la información.

 

La Conselleria de Justicia, Interior y Administración Pública y la Dirección General de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (DGTIC) de la Conselleria de Hacienda han empezado a instalar un nuevo sistema de textualización para transformar los ficheros de audio en texto en todos y cada uno de los juzgados de la Comunitat Valenciana.

La meta es agilizar el trabajo en fiscalías, órganos judiciales y operadores jurídicos, que dejarán la transformación en texto de cualquier actuación procesal documentada en formato audio o audiovisual, explican desde el departamento que dirige Gabriela Bravo.

Desde junio están en marcha pilotos de textualización en las 3 provincias y en la actualidad se comienzan a incorporar en los cuarenta y seis órganos de la jurisdicción penal de la Comunitat Valenciana.

La Conselleria de Justicia, a través del DGTIC, ha encargado el desarrollo de este software que es compatible con el sistema de grabación Áurea con el que se opera en los juzgados de la Comunitat Valenciana para la grabación de vistas y, además de esto, se integrará en el sistema de administración procesal Just@cv, sin que sea preciso el uso de visores externos para acceder a la información.

La pretensión de la Conselleria de Justicia, resaltan, es que el sistema de textualización esté operativo en los cuatrocientos veintisiete órganos judiciales de la Comunitat Valenciana y es parte del plan de digitalización que se está haciendo con una inversión aproximada de más de treinta y ocho millones de euros.

De ellos, dieciséis millones se ha destinado al nuevo sistema de administración procesal y Expediente Judicial Electrónico. Otros once millones para la puesta en marcha del sistema de grabación que deja celebrar vistas telemáticas, retransmitir, grabar y guardarlas y exhibir los documentos digitalmente sin precisar fotocopiar y que ha tolerado la celebración de más de veinticinco mil juicios telemáticos.

A ello hay que unir otros cinco con cuatro millones para trabajar fuera de las sedes judiciales merced a las seis mil conexiones de acceso remoto (VPN) como las plataformas de trabajo seguras y los nuevos puntos de trabajo deslocalizados.