Generalitat Valenciana publica la primera actualización del Catálogo de Vestigios de la Guerra Civil y la Dictadura

Calidad Democrática solicita a los Consistorios titulares de los vestigios que los retiren en un mes si todavía no lo han hecho.

 

La Conselleria de Participación, Transparencia, Colaboración y Calidad Democrática ha publicado en el Diario Oficial de la Generalitat Valenciana (DOGV) la resolución por la que se cambia y actualiza el Catálogo de Vestigios de la Guerra Civil y la Dictadura del territorio valenciano, como la relación de elementos contrarios a la memoria democrática y a la dignidad de las víctimas que han de ser retirados o eliminados.

Conforme ha informado la Generalitat en un comunicado, transcurrido más de un año desde la publicación del Catálogo de Vestigios en el mes de septiembre de dos mil veintiuno se ha procedido a una actualización para incluir aquellos que han sido comunicados a la Conselleria de Calidad Democrática y los que han sido retirados hasta la data. También, asimismo se ha llevado a cabo una depuración de los datos anteriormente existentes.

En este sentido, se han incluido un total de ochenta y dos comunicaciones referentes con la ubicación de cincuenta y dos nuevos vestigios sobre los que no había información y asimismo sobre la retirada de vestigios incluidos en un inicio en el catálogo.

De esta manera, se hace constar que se han retirado, suprimido, eliminado o anulado un total de cuarenta y tres vestigios entre símbolos, placas, nombres de calles o espacios públicos, honores y otros, de los que catorce se hallaban en diferentes localidades de Castellón; 8 en la provincia de Alicante y veintiuno en la provincia de Valencia.

PLACAS VPO

En esta nueva actualización no se ha incluido en la estadística del catálogo las placas VPO existentes con el símbolo del yugo y las flechas que aún continúan en elevado número de bloques de viviendas,

Puesto que la información disponible no representa fielmente ni su número ni su distribución en el territorio de la comunidad autónoma.

Sin embargo, se repite que se trata de vestigios «que han de ser eliminados y que tanto los Consistorios, como las comunidades de vecinos deben llevar a cabo su retirada para dar cumplimiento a la normativa en vigor«.

La Conselleria de Calidad Democrática ha remitido escrito a todos y cada uno de los consistorios titulares de los vestigios que constan en el catálogo y que no hubieran sido retirados. Se les ha hecho constar, en todos y cada uno de los casos,

De no retirar los vestigios contrarios a la memoria democrática de manera voluntaria, en el plazo de un mes, se iniciará de oficio el procedimiento para la retirada de tales elementos, conforme con lo previsto en la Ley 14/2017 de Memoria Democrática y para la convivencia de la Comunitat Valenciana.

De los quinientos cuarenta y dos municipios de la Comunitat, doscientos ochenta y nueve han respondido al requerimiento de información por la parte de la Conselleria, de los que aún setenta y tres tienen vestigios, al tiempo que doscientos dieciséis no albergan esta clase de elementos. A su vez, doscientos cincuenta y tres municipios no han respondido a la petición de información efectuada desde la Conselleria, lo que supone que un cuarenta y seis por ciento de los ayuntamientos de la Comunitat Valenciana no ha aportado información.

CATÁLOGO VIVO

La iniciativa identifica y encuentra todos aquellos elementos contrarios a la memoria democrática o vestigios franquistas, tanto simbólicos como iconográficos y terminológicos que aún sobreviven en los espacios públicos del territorio valenciano, cumpliendo así con lo dispuesto en la Ley de Memoria Democrática y para la convivencia de la Comunitat Valenciana.

El propósito de este inventario es contar con de un mapa valenciano de vestigios franquistas que sirva de herramienta a todas y cada una de las administraciones públicas valencianas y a la ciudadanía para desplegar las medidas precisas que permitan su retirada.

La Conselleria de Calidad Democrática tiene habilitada una dirección de e-mail ‘calidaddemocratica@gva.es’ a la que cualquier persona o entidad puede dirigirse para comunicar la existencia de elementos contrarios a la memoria democrática.