‘Gestión pacífica de conflictos’ en la Vall D’Uixó

‘Gestión pacífica de conflictos’ en la Vall D’Uixó

Este ciclo también incluirá una conferencia abierta a toda la ciudadanía sobre el enfoque de educar sin recurrir al castigo.

 

El Ayuntamiento de la Vall d’Uixó y el Centre Delàs d’Estudis per la Pau han colaborado en la organización del ciclo ‘Educación por la paz y justicia restaurativa’, programado para este mes de marzo. Este proyecto está especialmente dirigido a los docentes de educación infantil y primaria, con el objetivo de brindarles la oportunidad de aprender y aplicar metodologías que fomenten la gestión pacífica de conflictos y prácticas restaurativas, evitando el uso de castigos y promoviendo la comunicación no violenta, según explicó la concejala de Educación, Maria Cruces.

El ciclo se iniciará el 20 de marzo con una conferencia abierta a la ciudadanía en general y de acceso libre. El educador social Ferran Erra impartirá la charla titulada ‘¿Es posible educar sin castigar? Educar por la paz con prácticas restaurativas y comunicación no violenta’ a las 18.30 horas en la Biblioteca Municipal. La edila destacó que se trata de una ponencia “muy interesante para los padres y madres”.

Los días 21, 25 y 26 de marzo se llevarán a cabo talleres destinados a maestros y monitoras de comedor de los CEIP Colonia Segarra, Rosario Pérez, Blasco Ibáñez y Assumpció. Cruces señaló que, aunque este año participan estos cuatro colegios, la intención es expandir la iniciativa al próximo curso en otros centros educativos, con el objetivo de que la educación por la paz alcance al mayor número posible de docentes y que estas prácticas se implementen de manera generalizada.

En este contexto, el 22 de marzo también se realizará una formación dirigida al profesorado, con el propósito de que puedan capacitar a otros docentes en esta temática.

Formación en la 'gestión pacífica de conflictos' en la Vall D'Uixó Ferran Erra y Maria Cruces

Jordi Calvo, del Centre Delàs d’Estudis per la Pau, destacó que este ciclo aporta recursos para aprovechar el conflicto como una oportunidad de aprendizaje, involucrando a los niños y niñas en la búsqueda de soluciones. De esta manera, se busca que el adulto se sitúe en el mismo nivel que el menor, transformando las experiencias conflictivas en procesos de concienciación sobre cómo evitarlas en el futuro y cómo reaccionar de manera no violenta.

Relacionados  Innovación en Santa Magdalena: maestra de compensatoria y auxiliar de conversación