Guillem Agulló mantendrá su paseo en los Jardines de Viveros de Valencia

Guillem Agulló mantendrá su paseo en los Jardines de Viveros de Valencia

Vox declaró que es "el único partido que ha votado en contra del catalanismo independentista en el Ayuntamiento de València".

 

El nombre de Guillem Agulló, el joven antifascista asesinado hace 25 años, permanecerá en el paseo que lleva su nombre en los Jardines de Viveros de València. Este acuerdo fue alcanzado este jueves durante la sesión de la Comisión de Bienestar Social, Patrimonio y Cultura del Ayuntamiento, con el respaldo del PP, que forma parte del gobierno local junto a Vox, así como de los dos grupos de la oposición: Compromís y PSPV. De esta manera, se ha aprobado la propuesta socialista que solicitaba mantener el nombre en el paseo.

Esta decisión se tomó luego de que Juanma Badenas, segundo teniente de alcalde, concejal de Parques y Jardines y portavoz de Vox en el ayuntamiento, expresara su deseo de retirar el nombre de Guillem Agulló del paseo de Viveros, argumentando que representaba «una imposición de una parte de los valencianos, que ya no es la mayoría».

Este anuncio se realizó sin el conocimiento del PP, que más tarde afirmó su rechazo a esa iniciativa. Por lo tanto, en la jornada actual, respaldó junto a la oposición la permanencia del nombre de Agulló en los Jardines de Viveros.

Después de la comisión del jueves, Vox declaró que es «el único partido que ha votado en contra del catalanismo independentista en el Ayuntamiento de València».

El PP ha perdido una gran oportunidad de enfrentarse al separatismo y ha votado junto con PSPV y Compromís mantener el Paseo Guillem Agulló en los Jardines de Viveros.

Ha afirmado Badenas sobre este tema en la rueda de prensa que ha ofrecido sobre proyectos de renaturalización. A su vez, ha apuntado que la ideología del joven antifascista «era separatista, independentista y catalanista».

Desde el PSPV-PSOE, Maite Ibáñez ha señalado, en un comunicado y tras la comisión, que su formación «ha conseguido que prosperara la moción» presentada por esta formación política «para blindar el paseo de Guillem Agulló frente a Vox».

Ibáñez ha agregado lograr ese fin, «alcanzado con el apoyo de Compromís y de PP» evidencia que «lo que tiene que hacer el Partido Popular, de la alcaldesa María José Catalá, si de verdad quiere promover la convivencia es echar a Vox del gobierno«.

La representante del PSPV ha manifestado que la primera edil «debe dejar de gobernar con Vox para que València deje de vivir en una situación preocupante en la que hay miembros de un gobierno que menosprecian a las víctimas del odio y ensalzan a maltratadores».

Resulta peligroso contar con colegas en el gobierno que justifican los delitos de odio y la discriminación, menosprecian a las víctimas de grupos neonazis, como en el caso de Guillem Agulló, o valoran a individuos condenados por violencia de género, como el diputado de Vox en el Congreso y catedrático de Derecho Constitucional, Carlos Flores.

Declaró.

Relacionados  Vila-real plantea grabar las juntas para que la oposición "no mienta"

Por su parte, Compromís ha instado a la alcaldesa,

A mantener el reconocimiento institucional a personas e iniciativas que representan los valores democráticos.

Lucía Beamud, concejala de esta coalición, ha calificado de «preocupante y lamentable» que Catalá esté gobernando con un partido ultraderechista y negacionista que no respeta los valores democráticos ni los derechos.

Beamud también afirmó en un comunicado que «Guillem Agulló es un símbolo de lucha antifascista, de libertad de expresión y, por ende, de valores democráticos», señalando que estos son «hechos que todo demócrata debería respaldar».

PREMIOS GUILLEM AGULLÓ

Es completamente lamentable que la alcaldesa esté gobernando con un grupo que no defiende estos valores, así como es lamentable que el gobierno en su conjunto haya rechazado las propuestas de Compromís para instar a la Generalitat a recuperar los Premios Guillem Agulló o para que el Ayuntamiento los asuma en caso de que la Generalitat no lo haga.

Compromís ha presentado, «como enmienda adicional a la moción original, mantener el nombre de Guillem Agulló en el paseo de Viveros, instar a la Generalitat a recuperar los premios Guillem Agulló y que el Ayuntamiento asuma su celebración mientras la Generalitat no los recupere».

Lucía Beamud ha instado a María José Catalá a mantener «el compromiso institucional del Ayuntamiento en el reconocimiento a personas e iniciativas por su trabajo y contribución contra el racismo, la xenofobia y los delitos de odio».

El portavoz de Vox ha criticado al PP por alinearse «con la crispación y el enfrentamiento entre los valencianos».

El PP ha votado a favor de mantener un paseo en los jardines de Viveros que lleva el nombre de una persona que, lamentablemente, falleció hace años, pero cuya ideología era separatista, independentista y catalanista.

Afirmó Juanma Badenas.

«El PP ha elegido respaldar la posición del Partido Socialista del País Valenciano y Compromís», aseguró Badenas, señalando que su partido abogaba por que el paseo tuviera una denominación que no promoviera el enfrentamiento ni estuviera ideologizada.

Vox defiende que las calles, paseos y jardines de València tengan nombres que promuevan la integración y no la división ni el separatismo, ya sea el catalán o el que separa a los valencianos.

Añadió.

Vox presentó una alternativa para que el gobierno municipal se comprometiera «a hacer del callejero un espacio de convivencia, por encima de cualquier signo político, con denominaciones que no generen división, crispación y enfrentamiento en la ciudadanía». Sin embargo, esta propuesta no recibió apoyo por parte de los otros tres grupos. Concluye.