Hito de los Bomberos de Castellón en la ‘Ruta de la Sal 2024’

Hito de los Bomberos de Castellón en la ‘Ruta de la Sal 2024’

La XXXVI Edición de la Ruta de la Sal ha contado con un nutrido equipo de Bomberos de Castellón a bordo del velero 'Darkness'.

 

El equipo del barco ‘Darknees’ participó en la regata de la Ruta de la Sal, logrando el tercer puesto en su categoría, un logro deportivo destacado para la provincia de Castellón.

Encabezando el equipo se encontraba Juan Carlos Quintana, del equipo de rescate acuático del Consorcio Provincial de Bomberos de Castellón, junto con Alex Cerdà, Toni Montolio, Ana Cano, Dionís Montesinos, David Barreda, Edme, Charly y Vicent Bort del equipo de Bomberos Helitransportados Forestales , personal del Aereopuerto y Ayuntamiento de Castellón.

Los miembros del Consorcio decidieron unirse como equipo para participar en esta competición deportiva y están muy satisfechos con este tercer puesto en su categoría, como resultado. A pesar de enfrentarse a olas de tres y cuatro metros y vientos racheados de hasta 27 nudos, destacan «el buen desempeño del velero en este desafío deportivo de 140 millas naúticas».

Partiendo desde Castellón a bordo del velero ‘Darknees’, los bomberos navegaron hasta Dénia, luego hacia Formentera, rodeando toda la isla antes de dirigirse a Ibiza Norte y finalmente llegar a Sant Antoni de Portmany tras completar el recorrido alrededor de la isla.

Hito de los Bomberos de Castellón en la 'Ruta de la Sal 2024'-Darkness

Esta noche se llevará a cabo la entrega de premios.

Hito de los Bomberos de Castellón en la 'Ruta de la Sal 2024'-Clasificación

Historia de la regata de ‘La Ruta de la Sal’

Conforme destacan en su web, ‘La Historia de la Ruta de la Sal’, se remonta al mes de mayo de 1846; debido al bloqueo impuesto a Barcelona por los ejércitos carlistas durante la «Revolta dels Mariners», surgió una escasez de sal que amenazaba a la ciudad condal.

Un prominente hombre de negocios barcelonés tuvo una idea ingeniosa: convocar a los navegantes más destacados de la época y proponerles un desafío. Ofrecería pagar por transportar sal desde las Salinas Pitiüses hasta El Garraf (Barcelona), pero el pago se realizaría según el orden de llegada.

Los primeros en llegar recibirían su compensación en oro, mientras que los últimos podrían incluso no alcanzar para cubrir los salarios de los marineros.

Trece embarcaciones aceptaron el desafío. La primera en llegar fue el «Halcón Maltés», una goleta de Baltimore de 32 metros de eslora, capitaneada por el griego Andreas Potrus, seguida por el jabeque «Jerba» y el bergantín «Arrogante».

En 1989, ANAM (Associació de Navegants d’Altura de Mallorca) organizó la primera edición deportiva de La Ruta de Sal, partiendo del puerto barcelonés de Port Ginesta hasta Las Pitiüses. En esta primera regata participaron 36 embarcaciones.

Relacionados  Accidente entre turismo y camión en la AP-7 a la altura de La Llosa - Castellón

En 1990, la participación se duplicó con 65 inscritos. Al año siguiente, en 1991, se creó la Versión Este de la regata, con salida desde el Club Náutico Denia. Entre ambas versiones, ese año participaron 119 embarcaciones con un único objetivo: llegar a las Pitiüses.

Desde 1992 hasta la actualidad, el número de participantes ha ido en aumento, convirtiéndose en un auténtico fenómeno sociológico entre los aficionados de nuestro país. Desde las 136 embarcaciones de 1992, la cifra ha seguido creciendo: 158 en 1994, 174 en 1995, 188 en 1996, 222 en 1997, 226 en 1998, 284 en 1999, hasta alcanzar la cifra récord de más de 300 en el año 2000, cantidad que se repite cada año desde entonces.

La Ruta de la Sal reúne cada año a más de 2000 regatistas, y una ecléctica flota de embarcaciones surca el Mediterráneo para rememorar las travesías del siglo pasado en busca del Oro Blanco: ¡la sal de la vida!

Es la regata de altura con mayor participación en el Mediterráneo, y lo más destacado es que ha sabido conservar su encanto desde el primer día.

No es una regata sencilla. Las travesías son largas y se realiza en una época del año con condiciones meteorológicas complicadas. Esto añade el atractivo de la aventura y el incentivo de que el simple hecho de participar ya es una victoria en sí misma.

El éxito de la Ruta de la Sal ha sido arrollador, tanto en términos de participación como en su difusión en los medios de comunicación.

Se ha convertido en la regata más grande y emblemática de todo el calendario de regatas españolas.

Desde sus inicios, la Ruta de la Sal ha contado con el respaldo del Consell Insular d’Eivissa, el Instituto Balear de Promoción del Turismo y la Conselleria de Turisme del Govern de les Illes Balears, quienes se esfuerzan por brindar la mejor experiencia a los más de 3000 participantes y acompañantes que llegan a Ibiza en estos días.

Además, las Conselleries de Comerç, Industria i Energia del Govern de les Illes Balears y los Ayuntamientos de Barcelona, Denia y Eivissa colaboran en este evento náutico.

La Sociedad Estatal de Salvamento y Seguridad Marítima de la Marina Mercante Española y la Guardia Civil del Mar también participan en las labores de control y seguimiento marítimo.

Noticia abierta a su ampliación.