Identificado el dueño del BMW que huyó tras atropellar a un menor en Valencia

Identificado el dueño del BMW que huyó tras atropellar a un menor en Valencia

VÍDEO - El conductor del BMW se saltó un semáforo en rojo y atropelló a un menor de 8 años dejándolo gravemente herido.

 

La Policía Local de València ha identificado el vehículo supuestamente implicado en el atropello que dejó gravemente herido a un niño de ocho años en un paso de peatones. Sin embargo, no se ha logrado localizar al propietario del coche en su domicilio, tampoco el vehículo, por lo que se supone que ha sido ocultado. Las primeras averiguaciones apuntan a un joven de 22 años con numerosos antecedentes.

El incidente tuvo lugar el pasado domingo, cuando el conductor de un BMW serie 3 gris de 4 puertas, huyó tras atropellar y dejar gravemente herido a un niño de ocho años que cruzaba un paso de peatones en la avenida Hermanos Machado con camino de Moncada, acompañado por un familiar.

El conductor del BMW se saltó un semáforo en rojo y adelantó de manera temeraria a otros vehículos que estaban detenidos en la línea de detención, atropellando al menor en el proceso. La Policía Local tiene grabada la trayectoria del vehículo antes y después del atropello; se trata de un coche gris al que le falta el espejo retrovisor izquierdo.

El niño herido fue atendido por un equipo médico de una unidad SAMU por varias lesiones: traumatismo craneoencefálico, traumatismo torácico, contusiones pélvicas y fractura de fémur en ambas piernas. Posteriormente, fue trasladado al Hospital Clínico de València, según informó el Centro de Información y Coordinación de Urgencias (CICU).

Según fuentes confiables consultadas, el sospechoso es un hombre de nacionalidad española con un historial delictivo previo, ya que le constan antecedentes penales y requisitorias por otros asuntos. Han señalado que este individuo era considerado «uno de los principales sospechosos» desde el inicio de la investigación, debido al tipo de vehículo y a ciertos detalles conocidos por los investigadores.

La identificación del conductor y su fotografía, junto con la orden de arresto, han sido distribuidas a todos los agentes de las policías locales, la Policía Nacional y la Guardia Civil. Por consiguiente, la detención del sospechoso es solo cuestión de tiempo. En la actualidad, los investigadores tienen evidencia de que el presunto responsable del atropello se encuentra en paradero desconocido, consciente de que está siendo buscado por todas las fuerzas policiales. Ni en su residencia habitual ni en los lugares frecuentados por sus allegados ha sido hallado, y cualquier persona que le dé refugio estaría incurriendo en un delito de encubrimiento.

Relacionados  Aparece el cadáver de un hombre "desnudo y con zapatillas" en la playa

Hasta el momento, el vehículo no ha sido ubicado físicamente, se presume que su propietario lo ha escondido en algún garaje, parcela o nave perteneciente a un conocido. Cuando aún no se había identificado completamente al conductor del vehículo, la Policía Local de València temía que el BMW apareciera quemado en las cercanías de la ciudad, dado que ya sabían que estaban persiguiendo a un delincuente habitual y quemar los coches después de cometer un delito es una táctica común para evitar ser atrapado por la justicia, ya que elimina eficazmente cualquier evidencia incriminatoria.

Sin embargo, dicho hallazgo no se materializó, lo que llevó a los investigadores a estar seguros de que el BMW está oculto, esperando poder reemplazar el espejo retrovisor que perdió al impactar contra el niño. Dado que se trata del espejo izquierdo, el del lado del conductor, no puede circular sin él sin correr el riesgo de ser multado.

La identificación del vehículo y, por ende, de su dueño, se logró gracias al trabajo del equipo de investigación de accidentes y a la colaboración ciudadana. Esta colaboración permitió localizar el automóvil partiendo de pocos datos disponibles: se trataba de un BMW Serie 3 de color gris oscuro, que carecía del espejo retrovisor izquierdo, el cual quedó tirado en la carretera tras la huida, y que perdió debido al fuerte impacto contra el menor.

El responsable del atropello enfrenta tres graves cargos: lesiones graves por imprudencia, conducción temeraria y abandono del lugar del accidente. Según la Policía Local de València, su Departamento de Reconstrucción de Siniestros Viales está trabajando en reconstruir cómo ocurrió el atropello y calculando la velocidad del vehículo implicado, que se estima muy por encima de los 100 km/h aunque aún no se ha determinado completamente. Esta reconstrucción será crucial para determinar la responsabilidad penal del conductor en el momento del accidente, según fuentes policiales.

El niño, que cruzaba el paso peatonal de Hermanos Machado con el Camino de Moncada con el semáforo en verde, resultó gravemente herido y continúa hospitalizado en estado crítico.