Igualdad aclara que no se han reducido las ayudas para salud mental

En la imagen 'La Alqueria del Moret de Picanya' que acogerá un centro de día de Salud Mental para niños y adolescentes.

 

La directiva general de Atención Primaria y Autonomía Personal, Mercé Martínez i Llopis, ha explicado este viernes que no se han reducido las ayudas económicas destinadas a personas con problemas de salud mental, sino se ha procedido a una reestructuración del sistema para otorgar ,

Una atención adaptada y un aumento en su independencia.

Martínez respondía así a la demanda de la Asociación Empresarial de Viviendas y Servicios a Personas Dependientes de la Comunitat Valenciana (Aerte), que aseveraba que en el último decreto que regula el acceso a posibilidades de dependencia de la Comunitat Valenciana,

Se han reducido a un tercio las ayudas económicas para ese colectivo.

A este respecto, la directiva general aclara,

No se ha reducido las ayudas sino más bien las que los recursos económicos que ya antes se daban para promoción se han completado con ayudas de centro de día y asistente personal. De esta manera, ahora pueden tener más de un recurso y llegar a los dos mil trescientos cincuenta euros mensuales, exactamente la misma cuantía que antes se destinaba para cubrir el costo de una plaza en una residencia supervisada de atención a salud mental.

Por su lado, resalta que las personas que precisan viviendas asistidas,

Pueden continuar yendo a estas residencias tuteladas, con una ayuda dos mil trescientos cincuenta euros y además de esto se han creado asimismo el concierto social (Sasem) para personas con trastorno mental grave.

Martínez remarca a este respecto,

No se bloquea ningún género de acceso sino se ordena el sistema y se atiende a cada uno de ellos de forma personalizada para asegurar una vida independiente a las personas con trastorno grave.

De esta manera, resalta que se han querido remediar las deficiencias de «un mercado desordenado» en el que había usuarios que cobraban los mismo si eran asistidos en una residencia con escasos profesionales que si estaban en otras con mejor ratio y más apoyo.

Por esta razón, se ha procedido a esta reordenación a fin de que los que precisen poco apoyo, pues tienen más autonomía, se les puede dar atención fuera de los centros y los que precisan de una mayor supervisión que se acrediten para proporcionárselo.