Indignación en Vila-real por el veto de su carroza en el Pregón de Magdalena

Indignación en Vila-real por el veto de su carroza en el Pregón de Magdalena

La concejala de Fiestas denuncia el “agravio” a la corte de honor que encabeza Gràcia Gumbau “y a todos los vila-realenses”,

 

Gran malestar ha surgido en la Junta de Fiestas y la corte de honor de Vila-real tras enterarse de la decisión de Castellón de vetar la participación de la tradicional carroza de la reina y damas en el Pregón de Magdalena de 2024. La concejala de Fiestas, Miriam Caravaca, ha expresado su descontento después de intentar comunicarse, en varias ocasiones y sin obtener respuesta, con su homóloga castellonense, Noelia Selma, en un esfuerzo por encontrar una solución basada en la lealtad entre municipios.

Claro está que no podemos indicarle a la Junta de Fiestas y al Ayuntamiento de Castellón cómo deben organizar su Pregón, pero nos resulta sorprendente que una colaboración histórica, como es la participación de la reina y damas de Vila-real en el Pregón con su propia carroza, sea eliminada de manera unilateral sin siquiera tomar la cortesía de responder a nuestras llamadas, especialmente cuando sabemos que otros municipios de la provincia sí tendrán carroza en sus celebraciones. No me gustaría pensar que este agravio innecesario y gratuito hacia nuestra reina y damas, y por extensión, hacia nuestras fiestas y toda la ciudadanía de Vila-real, esté relacionado con el cambio de gobierno en el ayuntamiento castellonense.

Denuncia Caravaca.

La concejala señala a «otros ejemplos recientes de deslealtad institucional del Partido Popular», haciendo referencia al desmantelamiento de la Dirección Territorial de Innovación «para trasladarla a Castellón, centralizando todo de nuevo como si los demás pueblos de la provincia no existieran». «Pero la provincia de Castellón es mucho más que su capital», advierte.

La concejala destaca que Vila-real ha participado de manera constante en el Pregón a lo largo de su historia, presentando una representación de sus festividades con una carroza propia, a excepción de una ocasión. A pesar de esta arraigada tradición, la organización de la presente edición ha informado a la Junta de Fiestas de Vila-real sobre la decisión de limitar la participación vila-realense en el Pregón únicamente a la presencia de la reina en la carroza comarcal.

Lo que es aún más sorprendente es que, en la comunicación que nos han transmitido, sin ofrecer más explicaciones, relegan a nuestras damas a participar en el desfile separadas de su reina y a pie», denuncia la concejala. Además, señala que otras festividades de la provincia mantendrán sus carrozas propias. «No cuestionamos que otras localidades tengan su carroza en el Pregón, al contrario. Pero, por esa misma razón, resulta incomprensible que a Vila-real se le niegue esta posibilidad, especialmente teniendo en cuenta que no implica ningún costo para Castellón. A menos que haya motivos ajenos a la celebración y alejados de la relación fraternal que se presume entre municipios vecinos. Las festividades de Vila-real tienen una identidad y relevancia que justifican, por sí mismas, su participación singular en el Pregón con una carroza propia. No hacerlo así supone un agravio hacia nuestra reina y damas que no podemos permitir.

«Siempre hemos acudido, por respeto a las tradiciones; sin embargo, Castellón no visita nuestra ciudad, con sus 52,000 habitantes, cuando los invitamos, como es nuestra costumbre y continuaremos haciéndolo. Las dos únicas ciudades importantes de nuestra provincia deberían tratarse con respeto, ya que nuestra ciudadanía no conoce fronteras: vamos y venimos para trabajar, hacer deporte, ver a amigos y participar en eventos entre una y otra ciudad, separadas tan solo por siete kilómetros. Por cierto, con una conexión históricamente vergonzosa a través del puente del Mijares», argumenta Caravaca. «Parece que estamos regresando a los tiempos del ejercicio absurdo de la capitalidad por parte de sus gobernantes, desde una completa falta de respeto», denuncia. Por esta razón, la concejala exige a la alcaldesa de Castellón, Begoña Carrasco, que rectifique y reconsidere su decisión, permitiendo que la carroza de las fiestas de Vila-real participe en el Pregón de Magdalena, «como siempre ha sido». «Es un símbolo de la relación entre festividades y municipios hermanos que debemos trabajar para fortalecer en lugar de romper», concluye la concejala.

Relacionados  Marta Barrachina valora la 'Feria Taurina de la Magdalena 2024'