Ingresado en prisión por tener más de doscientas plantas de marihuana en su chalet

Agentes de la Guarda Civil han detenido en Llíria (Valencia) a un hombre de veintiocho años que presuntamente tenía en su chalet más de doscientas plantas de marihuana.

 

En la vivienda del detenido también se han encontrado más de diez kilos de cogollos secos dispuestos para su distribución, conforme ha informado el Instituto Armado en un comunicado a Castellón Diario.

El detenido, de veintiocho años, ha ingresado en cárcel por orden del juzgado por un delito contra la salud pública (cultivo de droga), otro de defraudación de fluido eléctrico y un delito de posesión ilegal de armas.

La operación ‘Kiparisas‘ empezó en el momento en que una patrulla de servicio de la Guarda Civil advirtió fragancia a marihuana en un chalet del término municipal de Llíria, que disponía de 4 aires acondicionados instalados marchando simultáneamente.

En ese instante, se comenzaron las pesquisas policiales que apuntaron a que podría tratarse de un punto de preparación y distribución de drogas. El pasado mes de abril se efectuó un registro del inmueble en el que se hallaron 3 estancias con una plantación de más de doscientas plantas en un avanzado estado de desarrollo, como un enganche irregular a la red eléctrica general y una ballesta que tenía el morador de la residencia, de forma ilegal, como elemento de seguridad.

Además de esto, los agentes requisaron asimismo, más de diez kilos de cogollos secos listos para su distribución y venta. La Guarda Civil detuvo a un hombre de nacionalidad lituana, de veintiocho años, que vivía en ese domicilio y cuidaba la plantación.

Las diligencias fueron entregadas en el Juzgado de Instrucción y Primera Instancia Número cinco de Llíria, que dictaminó su ingreso en cárcel, conforme el Instituto Armado ha puntualizado.