Intervenidas 5,5 toneladas de cocaína en el Puerto de Valencia

Se trata de la aprehensión más importante en este Puerto desde el momento en que existen registros y la mayor de España en 4 años.

 

Una operación conjunta de la Agencia Tributaria y la Guardia Civil ha hecho posible intervenir un total de cinco con cinco toneladas de cocaína en el Puerto de València, la mayor aprehensión de esta sustancia en España desde hace más de 4 años y la tercera intervención en un contenedor, conforme los registros del Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO).

La operación conjunta, de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria y la Guardia Civil, ha permitido  la intervención de 5.592  kilogramos de cocaína camuflada en un contenedor proveniente de Sudamérica, conforme han informado en un comunicado conjunto.

Las actuaciones se comenzaron en el año dos mil veintiuno, a causa de diferentes importaciones legales al territorio nacional de fruta y verdura aprovechando el comercio legal de esta clase de mercaderías desde el otro lado del Atlántico, que podrían estar siendo empleadas para el comercio transatlántico de drogas.

Fruto de estas investigaciones, se pudo intervenir en el mes de septiembre en el Puerto de Barcelona una mercadería en cuyo interior se ocultaban setenta kilogramos de cocaína. Continuando con la investigación, los agentes encontraron en el Puerto de València un contenedor procedente de Sudamérica que podría estar siendo usado para introducir droga.

Los agentes procedieron a su inspección y encontraron en su interior más de cinco con cinco toneladas de cocaína ocultas en el interior, así como la mercadería cuya importación era legal. Una vez ‘cortada’ la sustancia, esas más de 5 toneladas podrían haber alcanzado un valor en el mercado ilegal superior a los trescientos cuarenta millones de euros.

Hoy en día la investigación sigue abierta, en la medida en que se trata de determinar, por una parte, a los responsables de la introducción de la sustancia estupefaciente y, por otra parte, a quienes más tarde se ocuparían de la distribución de la droga en España.

La actuación se ha efectuado en el marco de la Unidad de Análisis de Riesgos (UAR) que conforma la Agencia (a través del Servicio de Vigilancia Aduanera), que tiene por objetivo realizar una tarea permanente de control y análisis del tráfico internacional de mercaderías.

Del mismo modo, en la operación han participado funcionarios del Servicio de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria de Valencia y la capital española y el Equipo de Delincuencia Organizada y Antidroga de la Comandancia de Valencia de la Guardia Civil.