Izquierda Unida de la Vall concurrirá en solitario a las elecciones municipales de mayo de 2019

La Asamblea de Esquerra Unida la Vall d’Uixó —celebrada a última hora de la tarde del viernes—, ha acordado por mayoría de los asistentes que la agrupación concurra en solitario a las elecciones municipales del próximo mes de mayo, descartando la posibilidad de establecer una confluencia con Som la Vall para reforzar el proyecto político «que desde Esquerra Unida hemos defendido a lo largo de la legislatura y que queremos consolidar los próximos cuatro años», como ha explicado su coordinador, Ernesto Gala.

 

Después de establecer diferentes contactos y negociaciones con la marca local de Podemos, Esquerra Unida ha valorado todas las opciones y se ha llegado a la conclusión de que «a pesar de las coincidencias en nuestros objetivos y programas políticos, la decisión de Som la Vall en 2015 de mantenerse al margen del gobierno municipal, a pesar de haber tenido la oportunidad de sumarse a un bloque de izquierdas comprometido con la necesaria transformación de la política municipal clientelar y partidista instaurada por el Partido Popular, les ha imposibilitado concretar y clarificar una serie de posicionamientos que desde nuestra agrupación han quedado visiblemente definidos», señala Gala.

 

Para la militancia de Esquerra Unida la Vall, la participación de la agrupación en el equipo de gobierno ha sido positiva para el conjunto del proyecto político, pero sobre todo para la ciudad «gracias a la aportación de nuestros objetivos para esta legislatura en las áreas que hemos gestionado y en los grandes temas de carácter transversal que han mejorado la vida de los vecinos», de tal manera que «nos hemos constituido como la verdadera fuerza de izquierdas, garantía de la firmeza del PSOE en la toma de determinadas decisiones que no habrían tenido la misma resolución de no haber contado con la participación de Esquerra Unida».

 

Ernesto Gala explicó que «aunque se han valorado los aspectos positivos que nos podía reportar una confluencia como la que también se plantea para las elecciones autonómicas, en Esquerra Unida la voz de la militancia no es un eslogan y la participación en la toma de decisiones es real, de ahí que esta sea la conclusión adoptada por nuestras bases y el camino que vamos a trazar a partir de ahora y hasta las elecciones». El hecho de no esperar a la resolución que adopten militantes y afiliados en la consulta convocada por EUPV para la próxima semana, tiene que ver con el sentir mayoritario manifestado con claridad por el colectivo local en contra de concretar una confluencia con Som la Vall. «Tampoco tenía sentido esperar cuando la conclusión parecía tan clara», ha señalado.

 

Por su parte, el portavoz del grupo municipal y candidato a la alcaldía por Esquerra Unida, Antoni Llorente, ha defendido que «ante la ausencia de Som la Vall en el gobierno municipal, nosotros hemos sido su voz y los puntos de coincidencia de nuestros programas han sido defendidos durante estos cuatro años desde el primer día porque, a pesar de que tengamos siglas y proyectos distintos en algunos aspectos, coincidimos en lo esencial, un pensamiento de izquierdas nítido, donde las cuestiones fundamentales no son negociables solo por conseguir un puñado de votos».

 

Llorente ha afirmado que «a partir de este momento seguiremos defendiendo esos principios, los nuestros, los de Som la Vall y los de todas esas personas preocupadas por el presente y el futuro de nuestra ciudad, que nuestro proyecto ha sido objetivamente positivo para la Vall», además,  «un gobierno alternativo al Partido Popular sin la coherencia que hemos garantizado desde Esquerra Unida los últimos cuatro años, es una invitación a devolver el poder al clientelismo, el engaño, los tratos de favor y la defensa de los intereses particulares sobre los generales, como venía sucediendo hasta que llegamos al Ayuntamiento en 2015».

Deja un comentario