¿Sobrevivirán las urbanizaciones de Montornés y Las Palmas a la plaga de jabalíes?

Esta es la pregunta que un lector de Castellón Diario se hace en una carta dirigida a nuestra redacción y que reproducimos textual e íntegramente

Desde hace cinco años y de forma progresiva el número de jabalíes en la zona alta de la Urbanización de Las Palmas y en la zona de Montornés que da al barranco, va en continuo aumento. Los ruidos que hacen esos animales por la noche dan miedo y muchos vecinos ya no salimos de casa a partir de las 9:00 de la noche por miedo a encontrarnos con uno de ellos.

Es curioso que ante un asunto de tanta gravedad y que además afecta a la seguridad de la autopista ya que la atraviesan como “Pedro por su casa”, tan solo haya un medio de comunicación que recoja las quejas de los vecinos de esta zona de Benicasim. Es por miedo a los ecologistas.

Es increíble que lo políticamente correcto sea más importante que la seguridad de las personas.

La culpa de todo esto es de los políticos que en su día decidieron que el límite del Paraje Natural del Desierto de Las Palmas esté tan solo a 200 metros de la autopista y por otra parte a la ausencia de una política clara de reducción de la población de jabalíes con batidas, esperas nocturnas, etc etc. Hay países donde estos problemas se resuelven con toda naturalidad.

Hemos tenido que leer entre risas y jolgorio la propuesta de los ecologistas de vacunar a los jabalíes hembra para que no queden preñadas. Si existiese un ranking de idioteces, se llevarían el primer premio.

Muchos vecinos nos vinimos a vivir aquí para estar entre la naturaleza, pero si esto sigue así se va a convertir en una pesadilla y al final nos obligarán a abandonar nuestras casas.

Basta con hacer unos pocos cálculos para saber que en 10 años la población de jabalíes se habrá multiplicado por diez y tendremos que  abandonar las Urbanizaciones.

Benicasim a 16-2-2021