José María Llanos (VOX) califica de “inútil” y “brindis al sol” el pacto valenciano antitransfuguismo del PSOE

Aunque VOX está en contra del transfuguismo por convicción y por ética

El presidente y portavoz adjunto del Grupo Parlamentario VOX Comunidad Valenciana, José María Llanos, ha calificado de “inútil” y de “brindis al sol” la Proposición No de Ley (PNL) del Grupo Parlamentario Socialista sobre el pacto valenciano antitransfuguismo al entender que, pese a que VOX está en contra del transfuguismo por convicción y por ética, esta iniciativa es “anticonstitucional” porque la Constitución designa a los partidos políticos como herramientas de participación política, pero prohíbe el mandato imperativo y, además, según la Constitución, “el acta es personal y no se puede pactar algo inconstitucional”.

No se puede ir contra el transfuguismo porque lo diga una norma; se debe atacar el transfuguismo por nobleza, lealtad, moralidad personal y cuando se traicione un programa que ha sido votado por los ciudadanos”, ha explicado José María Llanos.

Esta iniciativa interesa a los partidos clásicos, ha dicho el presidente y portavoz adjunto, “para poder controlar a sus representantes electos, con una férrea e incuestionable disciplina de partido, ante los eventuales y demostrados cambios de programa, de voluntades, de intereses, contra lo que fue votado por sus electores”.

En este sentido, José María Llanos ha indicado que “VOX cree en la moralidad, la ética y la lealtad, de un representante fiel al programa por el que fue elegido, pero no puede apoyar una iniciativa que es radicalmente inconstitucional”.

Asimismo, ha afirmado que “VOX nunca va a apoyar leyes, ni cualquier otra iniciativa, que pretenda condicionar todo aquello que queda exclusivamente, en la íntima moral del ser humano”.

El artículo 23.1 de la Carta Magna, establece: “Los ciudadanos tienen el derecho a participar en los asuntos públicos, directamente o por medio de representantes, libremente elegidos en elecciones periódicas por sufragio universal. Es decir, se elige a representantes, personas, no siglas. Por ello, no se puede restringir por parte del legislador el ius in officium, como señala el Tribunal Constitucional, esto es, el derecho al ejercicio de cargos públicos representativos (Sentencia 151/2017, de 21 de diciembre de 2017 del Pleno del Tribunal Constitucional, recaída en la Cuestión de inconstitucionalidad 5210-2014)”.

No pretendan ir de pulcros e inmaculados; el transfuguismo per se debe ser atacable, pero puede haber otro transfuguismo que ustedes ni plantean: el de un grupo. Es decir, tan malo puede ser el representante que cambia de filas, como el partido que cambia de ideas, abandonando su mensaje político y que haya entrado en deslealtad con sus electores”, ha manifestado José María Llanos.

 

Además, ha tachado la iniciativa de “mecanismo inconstitucional para controlar a los miembros de los grupos parlamentarios clásicos, de modo que no se discuta nada, ni haya disidencia”.

Por último, José María Llanos ha hecho referencia a la coherencia del mensaje político de VOX: “En VOX tenemos algún disidente -forma parte de la naturaleza humana-, pero lo que no va a cambiar, como no ha cambiado en más de siete años de existencia, es la claridad y coherencia de nuestro mensaje. Y quien viene a nosotros, posible representante electo o elector, conoce ese mensaje. No hay cálculo político, no hay búsqueda de rédito electoral; hay un mensaje claro, directo, y de sentido común, que está ilusionando y convenciendo, cada día, a más valencianos”.

Deja un comentario