José María Llanos (VOX) exige a Ximo Puig que proteja la libertad religiosa y de culto de los valencianos

• Afirma que la orden que prohíbe celebrar actos de culto en la calle es anticonstitucional
  • Reclama que queden sin efecto las denuncias por el ejercicio de la libertad religiosa

 

  • Defiende al arzobispo de Valencia porque no cometió ninguna irregularidad

 

 

 El presidente y portavoz adjunto del Grupo Parlamentario VOX en las Cortes Valencianas, José María Llanos, ha presentado una proposición no de ley (PNL) en la que insta al Consell “a proteger la libertad religiosa y de culto” y exija al Gobierno de España que modifique el artículo 9 de la Orden SND/399/2020, de 9 de mayo, para la flexibilización de determinadas restricciones en la fase 1 de la desescalada, donde se indica que no se puede utilizar el exterior de los edificios, ni la vía pública, para celebrar actos de culto. Un extremo que, para José María Llanos, “vulnera nuestra Constitución y atenta contra uno de los derechos fundamentales de los españoles: la libertad religiosa y de culto”.

Llanos pide también al Gobierno valenciano que solicite a Pedro Sánchez que nunca deje sin efecto este derecho constitucional y reclama, además, que “los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado no multen por el ejercicio adecuado del culto, ni lo impidan, cuando se cumplen las medidas y las garantías como la distancia de seguridad”.

El presidente y portavoz adjunto incide: “Ni siquiera durante la vigencia de un Estado de Excepción sería factible la supresión absoluta de las manifestaciones de culto; no se puede aceptar que haya ninguna situación pública o privada, colectiva o individual, por más excepcional que sea, que justifique la eliminación de las libertades de los ciudadanos”.

Llanos explica que, siempre que no se cometa ninguna ilegalidad o delito, este derecho debería estar protegido: “Es deber de los representantes políticos en estas Cortes Valencianas declarar expresamente el reconocimiento y defensa de la libertad religiosa y de culto, que se está viendo claramente amenazada en la actualidad, concretamente con lo dispuesto para la fase 1 de la desescalada”.

El político valenciano de VOX ha instado a Ximo Puig a realizar una manifestación expresa en defensa del arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, después de que el Ayuntamiento de Valencia haya elevado al Ministerio del Interior una propuesta de denuncia contra éste porque el día de la Virgen de los Desamparados, el 10 de mayo, mostró desde la puerta de la catedral la imagen de la patrona de Valencia mientras sonaba el himno regional lo que provocó que alrededor de un centenar de fieles se pararan, respetando la distancia de seguridad, para contemplar el emotivo momento que culminó con numerosos aplausos y vivas a la Virgen.

No hubo aglomeración

Llanos propone a Puig que declare que “el arzobispo no cometió ninguna irregularidad” y es partidario, además, de que “queden sin efecto todas las denuncias que se han interpuesto como consecuencia del ejercicio de la libertad religiosa y de culto.

El presidente y portavoz adjunto de VOX lamenta que se hayan vertido declaraciones por parte de políticos basadas en hechos inciertos contra el arzobispo de Valencia, que situó la imagen de la ‘Verge dels Desamparats’ en el interior del Templo de la Basílica ante la presencia en el exterior de un grupo de personas, no superior al centenar. “No era ninguna aglomeración, como se ha dicho de forma maliciosa; se guardaron las medidas de distancia y seguridad en todo momento”.

Deja un comentario