José Martí defiende en las Cortes criterios de discriminación positiva a favor de los pequeños pueblos en la futura Ley del Fondo de Cooperación Municipal

El presidente de la Diputación señala que sigue pendiente una segunda descentralización que dote a los ayuntamientos de recursos suficientes para ejercer sus competencias

El presidente de la Diputación, José Martí, ha abogado hoy en las Cortes Valencianas por la necesidad de que la futura Ley de la Generalitat reguladora del Fondo de Cooperación Municipal de los Municipios y Entidades Locales Menores de la Comunidad introduzca criterios de discriminación positiva a favor de los pequeños pueblos de interior, que vayan en la línea de las mejoras que la propia Diputación ya ha aplicado al Plan 135 de Obras y Servicios. Ha sido durante su comparecencia en les Cortes Valencianas en el procedimiento de participación ciudadana con motivo de la tramitación del Proyecto de Ley de la Generalitat Valenciana, reguladora del Fondo de Cooperación.

Martí reivindica “una necesaria mirada de la ley hacia los pequeños pueblos de interior que contemple la introducción de factores de corrección para que sus ciudadanos puedan disfrutar de más y mejores servicios”, algo que “para la Diputación progresista de Castellón es fundamental porque tenemos la voluntad de trabajar para la equiparación de los derechos de la ciudadanía en todo el territorio”. Abundando en esta idea ha señalado que, “los servicios básicos deben ser iguales, tanto en la costa como en el interior”,

El presidente considera que, aunque el Fondo de Cooperación ya es una realidad al que anualmente realizan aportaciones la Generalitat Valenciana y las diputaciones de Castellón y Valencia, debe aprobarse por ley “para propiciar una clara defensa de la autonomía municipal a través de la suficiencia financiera”. Cree que “es importante que tenga rango de ley para que tanto la Generalitat Valenciana como las tres diputaciones tengan la obligatoriedad de contribuir al mismo con fondos propios”.

También ha hecho referencia a que “sigue pendiente la segunda descentralización que necesariamente pasa por el municipalismo, la defensa de la autonomía municipal y por que los ayuntamientos tengan recursos suficientes para llevar adelante sus competencias, algo que resulta bueno y muy positivo para la población”.

Martí recuerda que una de las decisiones adoptadas por la Diputación de Castellón a raíz del cambio que se produjo en el verano de 2019 fue la de sumarse al Fondo de Cooperación, algo que sucedió por primera vez en la historia en 2020, consignando en el presupuesto 5,6 millones de euros. Dada la excepcionalidad originada por la pandemia de la Covid, en 2021 se ha doblado la aportación hasta situarla en 11,2 millones de euros”.

Deja un comentario