José Martí pedirá a Ximo Puig que defienda ante el Gobierno una moratoria de los planes económicos financieros para poder usar los remanentes frente a la COVID-19

El presidente de la Diputación de Castellón participa hoy en la reunión de la junta directiva de la Federación Valenciana de Municipios y Provincias, en la que estarán presentes sus homólogos de Valencia y Alicante, así como el presidente de la Generalitat

El presidente de la Diputacion de Castellón, José  Martí, trasladará hoy al presidente de la Generalitat, Ximo Puig, la necesidad de que el Gobierno aplique una moratoria de dos años en los Planes Económicos Financieros (PEF) que afectan a numerosas administraciones locales. La meta es que se suspendan los efectos de los PEF ya que, de no ser así, en el caso de que se permita a los ayuntamientos utilizar remanentes para combatir la emergencia sanitaria por la COVID-19, la Diputación no podría hacer uso de los 43 millones de los que dispone por estar sometida al PEF.

Martí defenderá esta propuesta hoy sábado en la reunión organizada por la Federación Valenciana de Municipios y Provincias (FVMP), a la que están citados, al margen de la junta directiva de la entidad, el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, así como los presidentes de las tres diputaciones provinciales: José Martí (Castellón), Toni Gaspar (Valencia) y Carlos Mazón (Alicante).

Martí, en este sentido, pondrá encima de la mesa una cuestión que preocupa a numerosas localidades en la Comunitat Valenciana. Solo en la provincia de Castellón son 28 los pueblos y ciudades que se encuentran bajo las restricciones de un Plan Económico Financiero. Esto provoca que ninguno de estos ayuntamientos pueda utilizar remanentes y superávit para recuperar la economía y reforzar los servicios sociales de sus municipios y paliar los daños ocasionados por la pandemia.

En el caso de la Diputación de Castellón, recuerda José Martí que el Plan Económico Financiero, que entre en vigor este año, se ha tenido que aplicar por los incumplimientos del anterior equipo de gobierno, que se pasó el techo de gasto marcado por la Ley, “lo que es sin duda un obstáculo importante para disponer de los recursos adecuados de cara al futuro, sobre todo ahora que estamos trabajando en el rediseño del presupuesto y en poner en marcha un fondo para la reconstrucción de la provincia”.

Martí, por todo ello, solicitará a Ximo Puig, que comparta estas necesidades de las entidades locales en la reunión que mantendrán por la tarde los presidentes de las comunidades autónomos con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para hablar de nuevas medidas sobre el actual estado de alarma.

La Federación Valenciana de Municipios y Provincias, que impulsa la reunión de este sábado con la presencia de las tres diputaciones, defiende el papel de las entidades locales en el proceso de reconstrucción social En esa línea, subraya la necesidad de cooperación y colaboración de todas las administraciones e instituciones.

Es una línea que defiende desde el minuto cero la Diputación de Castellón, que el pasado martes aprobó en sesión plenaria una declaración institucional, suscrita por todos los grupos políticos, destinada a trabajar de forma conjunta en las medidas a aplicar para la recuperación de los sectores económico y social de la provincia.

El primer paso se dio el jueves, con la decisión de la Junta de Portavoces de, entre otras medidas, constituir una Mesa de Diálogo a la que se unirán actores sociales y personas de la sociedad civil, así como ayuntamientos y mancomunidades, con el objeto de coordinar y priorizar aquellas acciones necesarias para revertir los efectos de la COVID-19.

Deja un comentario