La «censura» de ‘Barbie’ y ‘20.000 especies de abejas’ sacude Burriana

La «censura» de ‘Barbie’ y ‘20.000 especies de abejas’ sacude Burriana

Compromís acusa a VOX de "censurar" 'Barbie' y '20.000 especies de abejas" en la Biblioteca de Burriana.

 

Compromís ha acusado este martes al concejal de Cultura del Ayuntamiento de Burriana, Jesús Albiol (VOX), de censurar la adquisición de las películas ‘Barbie’ y ‘20.000 especies de abejas’ para la Biblioteca de esta localidad.

Según ha explicado el portavoz de Compromís en el Ayuntamiento de Burriana, Jorge Alarcón, esta denuncia surge después de que varios usuarios solicitaran estas películas en la Biblioteca y les informaran que no se podían adquirir.

Desde el Ayuntamiento nos confirmaron que el concejal de Cultura había dicho que no se podían comprar porque ‘Barbie’ supone un empoderamiento de la mujer y ‘20.000 especies de abejas’ trata el tema de la transexualidad.

ha señalado Alarcón.

Compromís pedirá explicaciones en la comisión del próximo jueves «porque algo tendrá que decir el PP al respecto», ha afirmado Alarcón, mientras que también preguntará si se está vulnerando la Ley de Bibliotecas, «ya que ésta establece que es el bibliotecario quien elige el material para luego prestarlo».

Compromís ha anunciado que, «tras los casos de censura que se están produciendo«, estudiarán llevar estas cuestiones por vías legales.

Jesús Albiol (VOX) toma medidas tras «filtración» en Concejalía de Cultura

El concejal de Cultura del Ayuntamiento de Burriana, Jesús Albiol, ha anunciado que iniciará un proceso disciplinario «contra el funcionario que ha filtrado información a Compromís sobre la no autorización de compra de ciertas películas, como ‘Barbie’ o ‘20.000 Especies de Abejas’, alegando que esto se debe a una supuesta influencia de la ideología de género y LGTBI».

Según Vox, esta decisión del concejal sobre un asunto administrativo interno no era de dominio público, por lo que Albiol sugiere que podría tratarse de una revelación de secretos.

Albiol critica a Compromís por lo que considera una manipulación de la situación para obtener rédito político a expensas de la reputación de Burriana. Además, desmiente las afirmaciones de censura por parte del Ayuntamiento, señalando que estas acusaciones son falsas, al igual que las anteriores relacionadas con supuestas censuras al valenciano o a libros con temática LGTBI.

Relacionados  Ximo Puig insta a Carlos Mazón a mostrar "más lealtad" y promete una transición ejemplar

Finalmente, Albiol insinúa que quienes acusan de censura tienen algo que ocultar, sugiriendo que son ellos mismos quienes no han gestionado de manera adecuada la Concejalía de Cultura durante los últimos ocho años.

El concejal de Vox continúa señalando que el asunto es sumamente grave, ya que la información transmitida por Compromís hace referencia a un expediente de contratación de material para la Biblioteca Municipal de Burriana.

Según él, divulgar información de índole estrictamente profesional, relacionada con actividades administrativas y que no es de dominio público debido a que no se ha finalizado ninguna contratación, viola el principio de confidencialidad establecido en el Estatuto del Empleado Público. Por lo tanto, considera,

Se ha quebrantado la confianza que debe existir entre el funcionario y su superior jerárquico, lo que podría justificar la destitución inmediata del técnico que ha filtrado la información.

El representante de Vox también recuerda que «un funcionario no debe permitir que su ideología política interfiera en su trabajo, y que si un funcionario desea hacer política, debe presentarse a elecciones en lugar de utilizar su posición administrativa para tales fines».

Por consiguiente, Vox anuncia que solicitará la apertura de un expediente disciplinario contra el funcionario o funcionaria que haya vulnerado la confidencialidad mediante la revelación de secretos.

Se convocará a todas las partes involucradas para esclarecer la identidad del responsable de la filtración, advirtiendo al jefe de servicio sobre las consecuencias y procediendo a iniciar, a título personal, el expediente disciplinario correspondiente.

Asimismo, ante esta situación «grave», Vox asegura que tomará las medidas necesarias dentro del marco legal. La Concejalía de Cultura, según argumenta, tiene la facultad de adquirir los materiales para la Biblioteca Municipal de Burriana que considere pertinentes, sin que todos los expedientes deban ser autorizados.

El concejal no está obligado a firmar todas las propuestas presentadas por el técnico.

Por último, Albiol asegura que la actuación de la Concejalía de Cultura siempre ha respetado los límites establecidos por la normativa vigente.