La Coordinadora Valenciana de ONGD denuncia que el Ayuntamiento de Vila-real sigue reteniendo los pagos

La Coordinadora Valenciana de ONGD denuncia que el Ayuntamiento de Vila-real sigue reteniendo los pagos a proyectos de cooperación a pesar de las promesas de Benlloch
  • El consistorio debe a las ONGD cerca de 50.000 euros desde 2015, no ha distribuido aún las ayudas de 2017, ni ha convocado las presupuestadas para 2018 y 2019, a pesar de lo prometido por el alcalde antes de las elecciones.
  • La Coordinadora ha comunicado hoy por carta al alcalde que no encuentra sentido a participar en la tradicional Fira de la Solidaritat mientras no se resuelva la situación.

 

La Coordinadora Valenciana de ONGD ha denunciado hoy, lunes, que a pesar de las reuniones mantenidas con el alcalde José Benlloch, de las reiteradas peticiones de solución y de las denuncias públicas realizadas en el último año por parte de esa entidad, el Ayuntamiento de Vila-real sigue debiendo a las ONGD cerca de 50.000, y mantiene bloqueadas desde 2017 las partidas presupuestarias del consistorio destinadas a los proyectos de cooperación con los países más empobrecidos.

Tras la denuncia de “dejación de funciones” realizada por la Coordinadora hace seis meses, el alcalde recibió a la Coordinadora Valenciana de ONGD en marzo pasado. En esas reuniones, Benlloch se comprometió personalmente a que, antes de las elecciones municipales, se abonarían las cuantías que se deben a las ONGD desde hace casi cuatro años, y que las organizaciones solidarias tuvieron que adelantar de sus fondos propios.

También prometió que se abonarían los fondos aprobados en los presupuestos municipales de 2017, y se aprobaría la convocatoria pendiente de ayudas correspondientes a los presupuestos de 2018 conjuntamente con las previstas para 2019. Ninguna de esas promesas se ha cumplido.

“Hemos esperado prudentemente a que se celebraran los comicios para dar un margen de acción al Ayuntamiento, pero ya no podemos esperar más, porque está en serio peligro la continuidad de proyectos que tradicionalmente se han apoyado desde Vila-real en países como  Senegal, Túnez, la India, Colombia, Paraguay, Guatemala, El Salvador y Nicaragua. En ellos se trabaja principalmente con mujeres e infancia de comunidades empobrecidas para mejorar la atención sanitaria, la educación y la producción de alimentos”, explica Esther Pamplona, portavoz de la Coordinadora Valenciana de ONGD en Castellón.

“Lo dijimos hace seis meses y lo reiteramos ahora: lamentamos profundamente que uno de los municipios valencianos que había destacado históricamente por su solidaridad, que destinaba el 0,7% de sus ingresos propios a cooperación internacional incluso en los momentos más difíciles, lleve años paralizado en esta materia. Las promesas que se nos hicieron no eran ofertas electorales, sino que eran compromisos que deberían haberse cumplido ya antes de las elecciones, y no se han hecho”, explica Pamplona.

Fira de la Solidaritat

Mientras no se resuelva esta situación, las ONGD que forman pare de la Coordinadora Valenciana de ONGD no le ven sentido a la convocatoria que han recibido para participar en la organización de la Fira de la Solidaritat que tradicionalmente organiza el Ayuntamiento en otoño, y así se lo han comunicado formalmente al alcalde hoy por carta.

“Nos parece casi una burla que se nos invite. Si de verdad está comprometido con la solidaridad, lo que tiene que hacer el Ayuntamiento es cumplir con sus obligaciones y sus promesas desbloqueando los fondos y volviendo a poner en marcha la actividad en materia de cooperación tal y como funcionaba antes de 2014”, explica la portavoz.

Además de la distribución de las inversiones comprometidas, la Coordinadora Valenciana de ONGD ha pedido reiteradas veces que el Ayuntamiento convoque una bolsa de trabajo para cubrir la falta de personal en el Área de Cooperación, y que se haga pública la información relativa a la gestión de dicha Área, para que haya transparencia.

Deja un comentario