La Diputación activa el proceso para dar más autonomía a los municipios sobre el destino de los recursos que reciben de la institución provincial

José Martí preside una mesa de trabajo que avanza hacia un nuevo modelo de concertación “que dará protagonismo absoluto a los ayuntamientos” a la hora de decir dónde destinar el dinero que llega desde la Diputación Provincial

Situar a los municipios en el primero plano y darles el protagonismo que les corresponde a la hora de decidir a qué proyectos quieren destinar el dinero que reciben de la Diputación de Castellón. Esta es una de las grandes apuestas de la institución provincial que preside desde hace tres meses José Martí, quien ha insistido hoy en la necesidad de cambiar el modelo tradicional de distribución de las ayudas.

“Buscamos una diputación que sea útil y que ofrezca servicios, ayudando a los pueblos y a las ciudades de la provincia con un nuevo modelo que busca ser un organismo intermunicipal, no supramunicipal”, señala Martí, quien recalca que el objetivo es conseguir una institución “de concertación municipal más que de cooperación municipal”, puesto que “los ayuntamientos serán los protagonistas y la diputación estará para ayudar y llevar adelante sus proyectos”.

Esta mañana se ha celebrado la primera reunión entre el gobierno municipal y los servicios técnicos y jurídicos de la Diputación para estudiar los diferentes modelos de concertación que ya están funcionando en otras provincias, como las de Huelva, Málaga o Barcelona, y determinar la forma de adaptarlo a las necesidades y a la realidad de una provincia, Castellón, con 135 municipios, muchos de ellos de menos de 2.000 habitantes.

Se trata de un primer paso que debe buscar su encaje jurídico y que abre el camino para que la Diputación ofrezca un catálogo amplio de servicios para que sean los municipios los que decidan cuál necesitan y priorizar así las inversiones para dirigirlas a lo que de verdad requiere cada localidad de forma individual.

José Martí, que ha estado acompañado por el diputado provincial de Cooperación y Concertación de Ayuntamientos, Ximo Huguet, y por el diputado provincial Ignasi Garcia, como miembro del equipo de gobierno, ha recalcado que si hay dos temas que deben marca la agenda de la nueva Diputación son los de intermunicipalidad y concertación”.

Tras la reunión, el presidente ha insistido en que “la transformación por la que apostamos se debe basar en escuchar a los ayuntamientos, llevar a la realidad la autonomía local… En definitiva, que nuestros ayuntamientos sean mayores de edad y que sean ellos los que decidan sus prioridades y necesidades”.

Con ello, será a partir de ahí cuando la Diputación Provincial, “como administración que está para ayudarlos, establezca las obras infraestructuras, recursos y materiales que pueden servirles mejor a los ayuntamientos para realizar sus funciones”. En este sentido, José Martí señala que la concertación ha comenzado a caminar, aunque reconoce que “el trabajo es ingente y requerirá del esfuerzo del personal de la casa”.

El proceso de concertación se constituye como un modelo de gestión que tiene por objetivo acentuar la autonomía municipal, potenciar el trabajo en red, favorecer a los gobiernos municipales el cumplimiento de los programas en los aspectos que tienen que ver con las competencias de la Diputación y superar el tradicional modelo basado en la discrecionalidad, cambiándola por el acuerdo entre iguales. En definitiva, supone un giro a la actual forma de trabajo.

Deja un comentario