La Diputación aprueba este martes las nuevas bases del Plan 135 que darán mayor poder de decisión a los ayuntamientos de Castellón

La corporación elimina los porcentajes que condicionaban el destino de los fondos provinciales y da respuesta así a una de las demandas más solicitadas por los alcaldes de la provincia

Los municipios recibirán este año 12,4 millones de euros para obras y servicios

 

El Plan 135 adoptará este 2021 unas bases más flexibles que dotarán a los ayuntamientos de mayor libertad y autonomía para decidir dónde invertir los fondos que reciben de su Diputación. Si el año pasado ya se introdujeron mejoras como la eliminación de la obligatoriedad de devolver las bajas de adjudicación, este año se ha decidido suprimir los porcentajes tope de gasto destinados a inversiones y gasto corriente. Es decir, los municipios ya no estarán forzados a invertir su dinero siguiendo las directrices de la corporación provincial, a partir de ahora podrán hacerlo según las necesidades actuales de cada consistorio. Esta cambio beneficiará a 127 municipios, que se suman a los ocho –los de mayor población– que ya disfrutaban de este regla.

 

El presidente de la Diputación de Castellón, José Martí, ha explicado que este cambio, así como los demás introducidos, es “nuestra respuesta” a las proposiciones que los alcaldes y alcaldesas nos han ido trasladando desde que iniciamos la legislatura en los diferentes foros de diálogo que hemos impulsado para estrechar nuestra relación con el territorio”. Muestra de ello han sido las reuniones previas a la elaboración del presupuesto de 2020 y las convenciones territorializadas con los máximos representantes municipales de finales del pasado año.

 

El diputado de Cooperación y Concertación con los Ayuntamientos, Ximo Huguet, quien ha impulsado la renovación de las bases, ha añadido que, atendiendo también a las peticiones de los ayuntamientos, “agilizaremos y ampliaremos el pago de la primera remesa, lo que dará mayor estabilidad financiera a los municipios con menos recursos económicos”. Así pues, a partir de la adjudicación de las subvenciones cada ayuntamiento recibirá el 75 por ciento de la inversión, a diferencia del 50 por ciento que venían percibiendo hasta ahora. El resto del dinero será transferido a las arcas municipales una vez la ayuda esté justificada.

 

Lo que se mantiene invariable es la cantidad que llegará a los municipios de Castellón, 12,4 millones de euros, y los criterios de ‘discriminación positiva’ que benefician a los pueblos con menos recursos y a aquellos que cuentan con pedanías dispersas por los términos.

 

Las bases actualizadas del plan de obras y servicios de la Diputación pasarán a votación plenaria este mismo martes, en el que será el primer pleno de este año 2021. El siguiente y último paso será su publicación en los próximos días en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP). Desde ese momento, y durante un mes, se podrán presentar las solicitudes por las vías habituales.

Deja un comentario