La Diputación de Castellón aprueba en pleno una declaración institucional para hacer frente desde el consenso y la unidad a la emergencia sanitaria y social por la COVID-19 en la provincia

El presidente de la institución, José Martí, destaca el “talante constructivo” de todas las fuerzas políticas para poner en marcha una Mesa del Diálogo que analizará las actuaciones a desarrollar para estar al lado de los ayuntamientos y de los colectivos más necesitados

La unanimidad ha marcado la sesión plenaria extraordinaria y urgente celebrada hoy por la Diputación de Castellón, en la que todos los grupos políticos han aprobado la Declaración Institucional sobre la emergencia sanitaria y social a consecuencia de la COVID-19. El objetivo principal será crear una Mesa del Diálogo que, dentro de las competencias de la institución, analizará las medidas a adoptar para atender las necesidades de los ayuntamientos y de los colectivos más necesitados.

El presidente de la Diputación, José Martí, ha destacado la importancia del acuerdo, “que nos marca un camino claro: ir todos de la mano para hacer frente a la pandemia del coronavirus y trabajar de forma cohesionada en las actuaciones y medidas que necesitan nuestros municipios y, por extensión, nuestros vecinos y vecinas”.

Para José Martí, que agradece “el talante constructivo de todos los grupos políticos de la Diputación –PSPV, Compromís, PP y Ciuddanos- por sacar adelante la Declaración Institucional”, es el momento de dar un paso al frente “porque no podemos defraudar a la ciudadanía”. En este sentido, muestra su confianza en, junto a la participación de la sociedad civil y empresarial de la provincia, “ser capaces de atender a los colectivos que más lo necesitan y priorizar la atención a los ayuntamientos para salir reforzados para superar esta emergencia sanitaria”.

El presidente de la Diputación insiste en que tres son los aspectos principales que deberá impulsar esta Mesa de Diálogo: “dar apoyo a nuestros ayuntamientos, reforzar los servicios sociales para que nadie se quede atrás, y finalmente, reactivarlos sectores económicos de la provincia, que deben tener claro que la Diputación estará con ellos”.

Desde Compromís su portavoz y miembro del equipo de gobierno, Ignasi Garcia, considera que las administraciones de proximidad, como lo es la Diputación, tienen que ser “un escudo social que no deje a nadie atrás y un motor económico para crear empleo en las comarcas de Castellón”. Por eso, ha destacado que “la Diputación de Castellón es un ejemplo para el resto de instituciones” porque “todas las fuerzas políticas hemos decidido trabajar conjuntamente” en la toma de decisiones que afronten la crisis derivada del Estado de Alarma por la COVID-19. Para Garcia, este pacto responde a la demanda de la ciudadanía, que esperaba “capacidad de diálogo” por parte de los partidos en el gobierno y la oposición.

Por lo que respecta a la Declaración Institucional, esta incluye varios acuerdos. Por un lado, la Diputación de Castellón muestra sus condolencias a las familias de las personas fallecidas como consecuencia de la COVID-19, tanto en la provincia de Castellón, como en la Comunidad Valenciana y en el resto de España, así como a las personas que han perdido durante estos días a sus seres queridos por otras patologías y que no han podido despedirse de ellos como merecen.

Igualmente la Diputación quiere dar un reconocimiento explícito a todos los profesionales que están luchando contra esta pandemia, desde el ámbito sanitario, -la primera línea contra la enfermedad-, a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, a las Policías Locales, Bomberos, Protección Civil, a los funcionarios y personal laboral de la Diputación y de los ayuntamientos y a todos los trabajadores y trabajadoras.

El apoyo se amplía a los empresarios y autónomos de las industrias, del transporte, la agricultura, la pesca y todos los sectores económicos que todos los días están en activo para que, en la medida de lo posible, nuestra sociedad no se pare, además de reconocer a las personas voluntarias que están dando lo mejor de sí para superar esta pandemia.

En segundo lugar, la Diputación considera que, ante la situación creada por la emergencia sanitaria y social que vivimos, la Junta de Portavoces es el órgano adecuado para constituirse en un foro de encuentro de los grupos políticos de esta institución, en el que poder canalizar y consensuar todas las iniciativas que se planteen, y en donde se pueda dar toda la información que requieran los grupos, para lo cual se dotará del necesario peso político al citado órgano.

Como tercer punto de la Declaración Institucional, se recoge que, para conseguir los objetivos deseados, la Junta de Portavoces establecerá la frecuencia de sus reuniones, así como la composición de sus miembros, pudiéndose incorporar también a las sesiones aquellos diputados o diputadas que por la temática que se vaya a tratar sea conveniente su presencia, y los técnicos cuya presencia se considere necesaria.

En cuarto lugar, la Junta de Portavoces acordará la creación de una Mesa de Diálogo, que estará formada por los grupos políticos. Una Mesa que activamente escuchará a actores sociales y personas de la sociedad civil, así como a los ayuntamientos y mancomunidades, con el objeto de coordinar y priorizar aquellas acciones necesarias para revertir los efectos de la COVID-19 que están padeciendo las personas, empresas y autónomos de nuestra provincia.

Tres ámbitos esenciales

El quinto de los apartados insta a los grupos políticos a comprometerse a encauzar sus iniciativas a través de estos dos foros, iniciativas que se orientarán en tres ámbitos esenciales de actuación:

1. Proporcionar liquidez a nuestros ayuntamientos mediante líneas de ayudas y adelantos de recaudación. Adquirir, en coordinación con otras administraciones, el material necesario para la protección de la población.

2. Reactivar la economía provincial flexibilizando las cargas impositivas de la ciudadanía y ayudando a los sectores productivos, con especial incidencia en las pymes, autónomos, sector hostelero, turístico e industrial, con especial preocupación por los municipios turísticos.

3. Proteger a los sectores sociales más vulnerables con refuerzo de medidas relacionadas con el bienestar social de la población y una especial atención al Servicio de Atención Domiciliaria.

Junto a ellos, como sexto punto de la Declaración Institucional, la Diputación de Castellón estudiará, junto con el resto de administraciones, la autonómica y la estatal, aquellas líneas de colaboración que primen la eficacia en la gestión de los recursos públicos, siempre respetando los marcos competenciales de cada administración. Y para finalizar, se acordará dar traslado de los presentes acuerdos al Gobierno de España, a la Generalitat Valenciana, a la Federación Valenciana de Municipios y Provincias y a todos los ayuntamientos de la provincia.

Deja un comentario