La Diputación de Castellón defiende el papel de las entidades locales para participar en el Fondo de Recuperación de la Unión Europea

El presidente de la Diputación, José Martí, destaca que el objetivo es garantizar la forma en la que los gobiernos locales deben ser beneficiarios de las ayudas que llegarán desde Bruselas”

La Diputación de Castellón ha unido fuerzas para reclamar que las entidades locales de la provincia participen a la hora de articular las condiciones del Fondo de Recuperación que se está negociando en el marco de la Unión Europea. El objetivo, como destaca el presidente de la institución provincia, José Martí, es “garantizar la forma en la que los gobiernos locales sean beneficiarios de los fondos recibidos y contribuir activamente a la recuperación económica” en coordinación con el resto de administraciones públicas.

Esta propuesta está incluida en la Declaración Institucional aprobada en el último pleno del año por las cuatro fuerzas políticas que integran la Diputación, que hace mención al acuerdo entre el Gobierno de España y la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) para “contribuir desde los municipios a desarrollar una movilidad sostenible, la agenda urbana y políticas de cuidados y apoyo a la cultura”.

En ese acuerdo entre el Gobierno y la FEMP, suscrito en agosto de 2020, se estableció que, “una vez concretadas las condiciones del Fondo de Recuperación aprobado en el seno de la Unión Europea, se estudie la forma para garantizar a las entidades locales que puedan participar como beneficiarias de los fondos recibidos”.

En la documentación del Proyecto de Ley de los Presupuestos Generales del Estado para 2021 se cita que “la cogobernanza va a resultar clave en el Plan de Recuperación y en su ejecución presupuestaria: de los 26.634 millones de euros del Plan que figuran en los PGE21, 10.793 millones se transferirán a las comunidades autónomas y 1.489 millones a las entidades locales para que aborden las actuaciones que correspondan de acuerdo con su ámbito competencial”.

La Diputación de Castellón, tiene experiencia demostrada en la gestión de Fondos Europeos y está avalada por el certificado de Calidad ISO 9001 del Servicio de Promoción Económica y Relaciones Internacionales. Como entidad próxima a los municipios, puede asegurar la máxima llegada de Fondos Europeos a los municipios rurales de la provincia de Castellón y a las zonas más afectadas por la pandemia, tanto aquellos asignados directamente a Entidades Locales, como aquellos que vayan a ser gestionados por la Generalitat Valenciana. Hay que recordar en este sentido que en 2019 el Parlamento Europeo, tras una petición de Paternalia -bajo la presidencia de la Diputación de Castellón-, aprobó reconocer a las administraciones de tamaño intermedio como gestoras de ayudas directas de los Fondos Europeos para el Desarrollo (Feder).

Con todo ello, la Declaración Institucional aprobada por el pleno de la Diputación el pasado 22 de diciembre dio luz verde a diferentes propuestas. Por un lado, instar al Gobierno de España para que la participación de todas las entidades locales, incluidas las diputaciones provinciales, en el Fondo de Recuperación de la Unión Europea sea proporcional a la participación de las administraciones locales en el gasto público.

Junto a ello, reclamar que el Gobierno, en enero de 2021, fije el reparto entre las entidades locales de los Fondos del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia, de acuerdo con las prioridades que establezca la Federación Española de Municipios y Provincias en materia de política social, fomento del empleo, cultura y deportes, medio ambiente y bienestar comunitario, urbanismo y vivienda, seguridad y movilidad ciudadana, sanidad y educación y otras actuaciones de impacto local.

Por otro lado, se insta a la Generalitat Valenciana a establecer un marco de colaboración con la Diputación de Castellón que permita, de cara al próximo periodo financiero 2021-2027, diseñar planes y proyectos relacionados con la transición energética, la digitalización y el fortalecimiento del estado de bienestar, y que se pueden implementar en los municipios más pequeños (den hasta 20.000 habitantes) y con menos recursos.

El cuarto acuerdo es dar los pasos adecuados para que la institución castellonense adhiera y asuma como propias las recomendaciones de la Mesa Nacional Técnica de Diputaciones Provinciales respeto al uso de los fondos europeos para combatir el reto demográfico, tal y como se aprobó en la Jornada Nacional de Despoblación celebrada en octubre en Zamora.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *