La Diputación de Castellón destina una primera partida de 10.000 euros para instalar material de protección en todos sus centros de trabajo

El presidente de la Diputación subraya la necesidad de seguir apostando por el teletrabajo en la Fase 1 de la desescalada y destaca el compromiso del equipo de gobierno por dotar de los medios de protección adecuados a la plantilla y a los ciudadanos que acudan presencialmente a realizar gestiones

Las medidas adoptadas por la institución incluyen la compra más de cien mamparas de sobremesa y de separación, así como dispensadores de gel y estaciones de higiene

La Diputación de Castellón ha aprobado un primer plan de actuación para dotar a sus centros de trabajo de material de protección para garantizar la aplicación de las medidas sanitarias adecuadas en beneficio de la plantilla y de los ciudadanos que acudan de forma presencial a realizar gestiones administrativas.

Este plan tendrá un montante inicial que rondará los 10.000 euros y contempla, entre otras propuestas, más de un centenar de mamparas de sobremesa, tanto de vidrio como de metacrilato; una decena mamparas Limit, que se colocan en puestos de atención al público para la separación de mesas; y 25 estaciones de higiene. Este material se instalará en la mayor parte de centros de la Diputación distribuidos por toda la provincia, como pueden ser los Cedes, las Ofisam, el castillo de Peñíscola o Penyeta Roja, al margen del Palau Provincial y del edificio de Nuevas Dependencias.

El presidente de la Diputación, José Martí, ha destacado “el esfuerzo desde el minuto cero por gestionar la adquisición de material de protección sanitaria, en lo que esta casa ha sido sin duda una de las pioneras a nivel estatal”. Así, junto a la compra de mascarillas, guantes, buzos, gel hidroalcohólico o trajes de protección, que se distribuyeron entre los ayuntamientos de la provincia, “se ha trabajado de forma intensa, de la mano del área de Prevención de Riesgos Laborales, para que todos los centros de trabajo de la institución estén en las mejores condiciones”.

Prudencia en las actuaciones

Martí, que ha presidido esta mañana una nueva reunión del Comité de Seguridad y Salud, ha recordado que se está diseñando un plan de reincorporación progresiva de la plantilla a los puestos de trabajo “marcado por la prudencia en las actuaciones”, reforzando el mensaje de que  durante esta Fase 1 de la desescalada “el teletrabajo va a ser la norma.

Por su parte, el diputado de Recursos Humanos, Santiago Agustí, ha insistido en que se “disponemos de varios informes, tanto de prevención como del área de ingeniería y de servicios, “que nos van a permitir marcar una hoja de ruta clara para definir la incorporación gradual”. Eso sí, la principal idea seguirá siendo “mantener el teletrabajo durante las próximas semanas para ayudar también a la conciliación familiar”.

Finalizada la Fase 1, se procederá a la aplicación de un plan sobre la incorporación gradual de los empleados públicos, previa adopción de medidas de protección informada por Prevención de Riesgos Laborales y el Comité de Seguridad y Salud Laboral, siguiendo las Instrucciones que se dicten por las Autoridades Sanitarias. El plan de incorporación gradual de los empleados públicos, en cualquier caso, será trasladado  a la Mesa de Negociación con las Secciones Sindicales a los efectos legales pertinentes.

Registro y Recaudación

De forma paralela, la Diputación ha abierto ya servicios como Registro o Recaudación para poder atender a los ciudadanos de manera presencial, eso sí, con todas las para una protección eficaz en materia de seguridad y salud tanto para el personal como para los visitantes,

Otro de los aspectos en los que se trabaja es en la reorganización de diversos servicios, como puede ser la habilitación de zonas específicas para visitas o restringir al uso individual los ascensores, con prioridad de uso por personas con movilidad reducida, embarazadas o con dolencias físicas. Asimismo, se estudian las posibilidades de definir recorridos de acceso en cada centro de trabajo.

Recomendaciones

Ante el escenario que se presenta frente a la prevención de contagios de la COVID-19, y siguiendo las recomendaciones de las autoridades sanitarias, en los centros de trabajo de la Diputación de Castellón se siguen promoviendo las siguientes medidas:

•         En el desplazamiento al centro de trabajo se priorizará el transporte individual. En los vehículos solamente se permite que viaje una persona por cada fila de asientos.

•         Durante la entrada, salida, permanencia y en las zonas comunes del centro de trabajo se mantendrá la distancia interpersonal de aproximadamente 2 metros.

•         Siempre que sea posible se deberá ventilar diariamente las instalaciones durante un periodo de cinco minutos.

•         Reforzar las medias de higiene personal en todos los ámbitos del trabajo

•         Limpieza frecuente de manos con agua y jabón, solución hidroalcohólica y pañuelos desechables.

•         Uso de guantes de protección puestos a disposición.

•         Evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca.

•         Práctica de buenos hábitos de higiene respiratoria: cubrirse la nariz y la boca con un pañuelo al toser y estornudar, y desecharlo en un cubo de basura. Si no dispone de pañuelos emplear la parte interna del codo para no contaminar las manos.

•         Evitar el uso compartido de equipos como ordenadores, teclados, impresoras, etc. Si no es posible, deberán ser desinfectados antes del uso o bien lavarse las manos inmediatamente tras su utilización.

•         No es imprescindible usar mascarilla durante la jornada laboral si el tipo de trabajo no lo requiere y se mantiene la distancia interpersonal. En caso de no poder mantener las medias indicadas contactar con antelación con el Servicio de Prevención de Riesgos Laborales.

•         Al regresar del centro de trabajo a sus domicilios se deberán las distancias y medidas de higiene en el hogar, máxime si conviven con personas de grupos de riesgo.

Deja un comentario