La Diputación de Castellón fortalecerá en 2022 la autonomía municipal de los ayuntamientos con la transferencia directa de 30 millones de euros

El presidente José Martí explica que 15 millones llegarán a través del plan #CastellóAvança para la realización de obras y los 15 restantes se destinarán a gastos corrientes

Los presupuestos de #MésImpulsCastelló de 2022 permitirán que la Diputación transfiera a los ayuntamientos de la provincia 30 millones de euros, de los que 15 millones serán para la realización de inversiones y otros 15 para gastos corrientes. Así lo ha puesto de manifiesto el presidente José Martí, quien ha señalado que «nos avalan los hechos cuando decimos que la Diputación es el ayuntamiento de ayuntamientos, ya que constantemente estamos trabajando para que los municipios dispongan de más recursos que ayuden a dar más impulso a la economía de Castellón y a mejorar la calidad de vida de las ciudadanas y ciudadanas que residen en nuestras comarcas».

Cuando el presidente habla de 15 millones de euros para la realización de obras se refiere a la puesta en marcha del plan #CastellóAvança, la evolución del antiguo Plan 135, que pasa a ser un plan bienal para 2022 y 2023 dotado con 30 millones de euros,«que posibilita que los ayuntamientos realicen sus inversiones a dos años vista, sin la presión de tener que redactar, licitar, adjudicar y finalizar esas actuaciones en un único ejercicio».

Por lo que respecta a las transferencias para gastos corrientes, la Diputación tiene previstos otros 15 millones de euros para 2022, que es la suma de los 10 millones ya consignados en los presupuestos y la ampliación que se producirá a partir de la incorporación de remanentes. Son cantidades que se incorporarán al Fondo de Cooperación Local creado por la Generalitat Valenciana, «un fondo incondicionado al que se suma la Diputación para que los ayuntamientos haciendo uso de su autonomía de gestión puedan destinar estos recursos a aquello que consideren oportuno».

Respecto al Fondo de Cooperación Local, cabe destacar que está diseñado para beneficiar a todos los municipios aunque el presidente Martí anunció la pasada semana su intención de defender en el seno de la comisión de colaboración y coordinación la introducción de criterios de discriminación positiva a favor de los municipios de interior que se encuentran en riesgo de despoblación.